Buscan apoyos fiscales normalizar actividad económica: SAT

Los beneficios fiscales otorgados a los contribuyentes afectados por las recientes lluvias buscan apoyar a que normalicen su actividad económica muy rápido, señaló el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

El jefe del organismo recaudador, Aristóteles Núñez Sánchez, explicó que este programa de beneficios fiscales es para los 10 estados y más de 200 municipios afectados por los fenómenos meteorológicos Ingrid y Manuel, con base en las declaratorias de desastre natural.

En entrevista con Notimex, el funcionario federal mencionó que estos beneficios están dirigidos para los afectados en Hidalgo, Morelos, Puebla, Tamaulipas, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Chihuahua, Zacatecas y Veracruz.

"El decreto que publicó el Ejecutivo tiene como objetivo que apoye el gobierno de la República a todos aquellos damnificados de estas zonas afectadas, con el ánimo de que puedan normalizar su actividad económica muy rápido", destacó.

Refirió que entre estos apoyos fiscales, vigentes del 24 de septiembre al 31 de diciembre de 2013, se exime a los contribuyentes de las zonas afectadas de la presentación de pagos provisionales del Impuesto sobre la Renta (ISR) por los meses de agosto, septiembre y octubre de 2013.

El pago definitivo del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el ISR correspondiente a agosto, septiembre y octubre se cubrirá en dos pagos en noviembre y diciembre, y sólo se actualizaría el de este último mes, lo que les permitirá a los contribuyentes tener liquidez.

Otra medida complementaria, continuó Núñez Sánchez, es la deducción inmediata de todos los bienes de activo fijo que adquieran en las zonas afectadas entre el 15 de septiembre y el 30 de noviembre, con el ánimo de reactivar la economía y actividad de los contribuyentes afectados.

El funcionario explicó que el impacto de estos beneficios fiscales sólo se daría en el caso de la exención de los pagos provisionales del ISR de agosto, septiembre y octubre, pero apuntó que en los estados afectados estos representan menos de 2.0 por ciento de la recaudación nacional.

El jefe del SAT comentó que aún no se tienen cuantificados los daños ocasionados por estos fenómenos meteorológicos, ni tampoco cuántos recursos se requieren invertir para reactivar y reconstruir las zonas afectas, pero las autoridades ya trabajan en ello.