Diabetes, reto para cobertura universal de salud: especialistas

Las enfermedades crónico degenerativas no contagiosas, como la hipertensión y la diabetes, son uno de los principales retos dentro de la estrategia que planteó el ejecutivo Federal para una cobertura universal de salud, consideró el investigador en Economía de la Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), Armando Arredondo.

Y es que, de cada cien pesos que se gastan en salud en el país, 15 son para atender a personas diabéticas y 11 para pacientes con hipertensión.

Durante su participación en el Foro Economía de la Salud, que organiza Sanofi, el especialista destacó que algunas de las soluciones implican tener un nuevo esquema de financiamiento único, en el que el presupuesto no se centralice en unas pocas instituciones.

Asimismo, se debe incrementar el monto de la inversión para la prevención y el control de dichos padecimientos, pues ello impactaría hasta en un 50 por ciento la carga económica que estas enfermedades generan.

Mientras que para disminuir el número de casos de diabetes e hipertensión, el país requiere mudar de un modelo biomédico curativo, fragmentado y desigual, hacia uno socio-médico, preventivo e integrado, en el que la sociedad civil tenga una mayor información y participación.

De igual forma, se necesitan programas de promoción y de educación sobre la diabetes y la hipertensión, dirigidos principalmente a los integrantes más jóvenes de las familias, en especial de aquellas con una mayor predisposición de padecerlas.

El investigador del INSP explicó que en casos como Colombia ya se tiene el esquema de financiamiento único, el cual garantiza el acceso a servicios de salud para la población de cualquier región, sin importar si son asalariados o no perciben ningún ingreso.

Finalmente, concluyó que también se necesitaría buscar un nuevo planteamiento en la forma de recolectar impuestos, en la que se pueda integrar al comercio informal para poder contar con más recursos.