Enseñanza primaria universal, objetivo de Olimpiada Solidaria

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y el Fondo para la Paz llevarán a cabo la 11 Olimpiada Solidaria de Estudio, con la que se pretende concientizar y motivar actitudes responsables para alcanzar la enseñanza primaria universal.

El objetivo de la olimpiada, que se realizará del 5 de noviembre al 5 de diciembre, es hacer conciencia sobre el obstáculo que significa la falta de educación para la mejora de las condiciones de vida de las personas y motivar el compromiso para conseguir uno de los objetivos del Desarrollo del Milenio: lograr la enseñanza primaria universal.

La Olimpiada Solidaria consiste en que los jóvenes competidores estudien en las salas de las universidades participantes y donen sus horas de estudio y/o lectura, como una acción de sensibilización y solidaridad a través de la cual ambos actores se comprometan con proyectos de cooperación al desarrollo.

En un comunicado, la comisión explicó que por cada hora donada, un patrocinador invertirá 20 pesos para la construcción, rehabilitación y equipamiento de aulas rurales indígenas en Campeche, Oaxaca, San Luis Potosí y Veracruz.

El director General de Educación por los Derechos Humanos, José Luis Gutiérrez Espíndola, refirió que los jóvenes que nunca ingresan a la escuela, reprueban, desertan o no la concluyen, tienen como común denominador la pobreza.

El funcionario de derechos humanos refirió que 10 por ciento de la población más rica completa en promedio 12 grados académicos, mientras que la población más pobre sólo alcanza dos; y un indígena entre seis y 14 años tiene el doble de posibilidades de no asistir a una escuela que un niño que no lo es.

El director del Fondo para la Paz, Gustavo Maldonado, aseguró a su vez que 38 por ciento de la población del país mayor de 15 años no completa la educación básica, 32 millones de adultos que no han terminado la primaria.

En México, añadió, todavía hay cinco millones de analfabetas, por lo que las posibilidades de desarrollo disminuyen de manera grave.

Señaló que gracias a la olimpiada, en los últimos tres años se logró ayudar a tres mil 600 indígenas con escasos recursos, mediante el mejoramiento de 54 aulas de estudio, clases cívicas y con comedores comunitarios.

Al respecto, el director de ese organismo civil subrayó que la educación no entra cuando hay hambre, entonces se trata de que los niños coman mejor para que puedan aprender mejor.

Precisó que este año participarán en esa jornada, los institutos tecnológicos Autónomo de México, y de Estudios Superiores de Monterrey, campus Monterrey y ciudad de México; las universidades Iberoamericana campus Distrito Federal, así como la Panamericana y Anáhuac, planteles norte y sur.

Detalló que en 2012 participaron casi 19 mil estudiantes y este año espera alcanzar los 20 mil.