Detiene inteligencia israelí a presunto espía iraní

La inteligencia israelí detuvo a un ciudadano belga de origen iraní, con fotografías de la embajada de Estados Unidos en Tel Aviv, bajo la sospecha de espiar para la Guardia Revolucionaria de Irán, informó hoy el diario local Haaretz.

El sospechoso, identificado como Alex Mans, fue detenido por agentes del Servicio de Inteligencia Nacional Shin Bet y de la Policía de Israel en el aeropuerto internacional Ben-Gurion, cerca de Tel Aviv, cuando intentaba abandonar el país con un pasaporte belga.

La operación para detener a Mans, quien en realidad es Alí Mansuri según los datos de la Inteligencia israelí, tuvo lugar hace dos semanas pero la información se conoció hasta este domingo.

De acuerdo con el Shin Bet, el iraní fue reclutado a principios de 2012 por una unidad especial de la Guardia Revolucionaria de Irán para espiar a Israel, encargo por el que recibiría un millón de dólares.

Los servicios de seguridad israelíes sospechan que los negocios de Mansuri funcionaban como tapadera de sus operaciones de contrainteligencia y que Irán estaba intentando utilizarle para eludir el embargo comercial al que está sometido por la comunidad internacional.

Mansuri intentó entablar contacto con empresarios israelíes ante los que se presentaba como un vendedor de material de construcción de tiendas y restaurantes, pero en realidad intentaba desarrollar lazos comerciales en Tel Aviv por orden de la inteligencia iraní.

Además, investigaba puntos estratégicos como la embajada de Estados Unidos o la zona de aduanas del aeropuerto, de las que tomó varias fotografías desde varios ángulos.

El supuesto espía realizó viajes a Israel en julio de 2012, enero de 2013 y su última visita al país comenzó el 3 de septiembre y acabó con su arresto el pasado 12 de septiembre.

El detenido ha identificado a Haji Mustafa, miembro de la unidad de operaciones especiales de la Guardia, como su superior directo en el Ejército iraní, a Haji Hamid Na'amati como principal enlace y a Mahdi Nanbabai como el responsable de entregarle las misiones que tenía que cumplir.