Aguardan manifestantes traslado de exrepresores chilenos

Un grupo de manifestantes se apostó hoy afuera del Penal Cordillera a la espera del traslado de un grupo de nueve represores de la dictadura chilena (1973-1990) a una cárcel en las afueras de Santiago.

Al menos un centenar de personas llegó a la entrada del recinto penitenciario, ubicado al interior del Comando de Telecomunicaciones del Ejército, en el sector oriente de Santiago, para aguardar la salida de los exuniformados.

Pese a la vigilancia de la militarizada policía de Carabineros, algunos manifestantes se acercaron al portón de acceso al penal y colocaron banderas, fotografías y pancartas contra los violadores a los derechos humanos durante la dictadura.

En la parte alta del portón una persona colocó una bandera del opositor Partido Comunista, mientras que en la parte baja ubicaron fotografías del asesinado cantautor Víctor Jara y del fallecido presidente Salvador Allende (1970-1973).

Los manifestantes, entre ellos algunos que quebraron con una pedrada el vidrio de un vehículo que salió del penal, aseguraron que se quedarán en el lugar hasta que salgan los exuniformados hacia el Penal Punta Peuco, en la cercana localidad de Til Til.

Varios vehículos que pasan por afuera del Penal Cordillera hacen sonar sus bocinas, mientras que las personas gritan consignas como "asesinos" contra los violadores a los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Según Radio Cooperativa, una caravana de vehículos de Gendarmería, institución militarizada encargada de la custodia en las cárceles, saldría esta medianoche desde el Penal Cordillera rumbo a la cárcel de Punta Peuco con los nueve exuniformados presos.

El presidente chileno Sebastián Piñera anunció el pasado jueves el cierre del Penal Cordillera debido a los privilegios y comodidades con que contaban los internos, entre ellos el general en retiro Odlanier Mena, quien se suicidó en su casa este sábado.

Mena, quien fuera director de la desaparecida y represora Central Nacional de Informaciones (CNI), gozaba de salidas los fines de semana debido a su buena conducta, las que se iniciaban los viernes por la tarde y concluían los domingos por la noche.

Los nueve exuniformados serán llevados al Penal Punta Peuco, en la localidad de Til Til, en las afueras de Santiago, donde se encuentran internados otros 44 violadores de los derechos humanos durante la dictadura.