Berlusconi miente para cubrir sus problemas con la justicia: Letta

El primer ministro de Italia, Enrico Letta, acusó hoy a su antecesor Silvio Berlusconi de mentir y de cometer un "gesto demente e irresponsable" al ordenar a los ministros de su partido que renuncien al cargo para "cubrir sus asuntos personales".

En un comunicado, Letta condenó la dimisión de los cinco miembros del derechista Partido del Pueblo de la Libertad (PDL) que formaban parte de su Ejecutivo de coalición, que de esa manera quedó prácticamente muerto.

"Para buscar justificar su gesto demente e irresponsable de hoy, que tiene como objetivo exclusivamente cubrir sus asuntos personales, Berlusconi busca darle la vuelta a la hoja utilizando el pretexto del IVA", afirmó.

Previamente, el ex primer ministro llamó a los cinco miembros de su partido presentes en el gabinete a renunciar bajo el pretexto de que no podía aceptar el "ultimátum" de Letta, que la víspera retó al PDL a aclarar ante el Parlamento si todavía apoyaba a su gobierno.

Berlusconi también puso como pretexto el congelamiento, por la crisis política, de una suspensión del aumento del IVA del 21 al 22 por ciento.

El próximo viernes, el Parlamento italiano votará la expulsión del líder del PDL, luego que en agosto pasado fuera condenado en vía definitiva por fraude fiscal.

"La responsabilidad del aumento del IVA es de Berlusconi y de su decisión de hacer renunciar a sus propios parlamentarios, hecho sin precedentes que deja al Parlamento y a la mayoría (oficial) sin la certeza necesaria para asumir decisiones", agregó Letta.

Dijo que por ello el viernes en la noche anunció su decisión de acudir al Parlamento para verificar si cuenta con la mayoría para gobernar y acordó posponer decisiones en temas económicos, como la suspensión del incremento del IVA.

"Los italianos sabrán devolver al remitente una mentira tan macroscópica y tal intento de disfrazar la realidad. En el Parlamento cada uno se asumirá su responsabilidad de frente al país", dijo.

Se espera que en las próximas horas, Letta sea recibido por el presidente de Italia, Giorgio Napolitanto, quien deberá decidir entre disolver las cámaras y convocar a nuevas elecciones o pedir a Letta buscar otros apoyos parlamentarios para un nuevo Ejecutivo.

El mandatario ha declarado que no pretende convocar a comicios con la actual ley electoral, por lo que se da casi por descontado que solicitará a Letta formar un nuevo gobierno con el apoyo de parlamentarios de otras fuerzas o, incluso, con disidentes del PDL.