Fortalece gobierno capitalino la prevención y atención del bullying

El Gobierno del Distrito Federal trabaja continuamente con el Programa "Escuelas sin Violencia", dedicado a guiar a docentes, estudiantes, madres y padres de familia para identificar y detectar violencia entre escolares o casos de bullying.

La subdirectora de Educación Secundaria y coordinadora de "Escuelas sin Violencia", Gabriela Rodríguez Zúñiga, explicó que el bullying tiene características específicas que lo distinguen de otros tipos de problema.

"Si la violencia que se ejerce es intencionada y se repiten los incidentes a lo largo del tiempo, puede ser todos los días de la semana, todos los días del año, durante toda la Primaria o Secundaria, estamos hablando de bullying", detalló en un comunicado.

Además, "hay un abuso de poder o un desequilibrio de fuerza. Quien ejerce la violencia, abusa de la vulnerabilidad de quien está siendo violentado, ya sea un grupo sobre otro, o uno a uno, pero quien abusa se asume con mayor poder; sucede dentro del contexto escolar; y otra particularidad es que la violencia va aumentando de forma gradual", precisó.

Por lo anterior, exhortó a docentes, padres de familia o tutores estar al pendiente de los pequeños y tomar en cuenta cambios en el comportamiento y humor del menor; tristeza, llanto, irritabilidad; cambios en los hábitos de alimentación o de sueño, y dolores somáticos (de cabeza, estómago, vómitos, dermatitis, entre otros).

También, pérdida o deterioro de sus pertenencias escolares o personales (lentes, mochilas, ropa, etcétera); golpes, hematomas, rasguños, que suelen ser explicados como accidentes; negativa a relacionarse con sus compañeros o compañeras, y miedo ante la idea de acudir a la escuela cada día.

Es importante aprender a identificar y saber cómo ayudar a los pequeños, pues si son víctimas de bullying en el inicio del ciclo escolar, es cuando varias de las señales se intensifican por el temor al ciclo que empieza o cambio de escuela, alertó la coordinadora de "Escuelas sin Violencia".

En este sentido, recomendó a padres de familia tomar en cuenta algunos consejos para prevenir que este problema siga en ascenso y ayudarlos a afrontar la situación con prudencia.

Estos son escuchar las necesidades, inquietudes, preocupaciones, opiniones de los pequeños, e indicó que en algunas ocasiones son los adultos quienes propician, fomentan y reproducen la violencia que ejercen algunos niños, por ejemplo con comentarios como "si te pegan, defiéndete", "Pégale más fuerte", "Si no le das, mañana verás la que te pongo yo".

Pidió también involucrarse más en las actividades de escuela de los niños; dar espacio de calidad con los menores para compartir experiencias cotidianas y escucharles; propiciar la independencia de los niños, sin caer en los extremos, y utilizar disciplina coherente y congruente.

Es muy importante que la disciplina no dependa del estado de ánimo de los padres o madres, mencionó.