Apoya EUA nuevo enfoque del gobierno de México en seguridad: Obama

El presidente estadunidense Barack Obama aseguró que su nación apoya el nuevo enfoque que el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto ha establecido en el tema de la seguridad.

Pidió sin embargo no perder de vista que entre México y Estados Unidos hay una relación más amplia en la que puede haber mayor cooperación en comercio, y ofreció que su país será un fuerte socio "pues cuando prospera uno de nosotros prosperamos los dos".

En una conferencia de prensa conjunta con el mandatario mexicano Enrique Peña Nieto, Obama agradeció en español el extraordinario recibimiento que se la ha dado en tierras mexicanas y confirmó que habrá un mayor acercamiento en materia educativa.

El mandatario estadunidense llamó a enfocarse en aprovechar las oportunidades en comercio y economía, pues reiteró que cuando prospera Estados Unidos a México le va bien y viceversa.

Desde el Salón Tesorería de Palacio Nacional, también exhortó a aprovechar las oportunidades que surjan en el mundo, pues "cuando la economía va creciendo, cuando la gente tiene oportunidades, entonces muchos de los otros problemas se resuelven".

En el tema de la seguridad, Obama respaldó la estrategia de seguridad del presidente Peña Nieto y reafirmó la determinación de su gobierno de buscar reducir la demanda de drogas ilegales.

En su discurso, dijo que Estado Unidos apoya el enfoque mexicano para reducir la violencia y reconoció que su nación tiene obligaciones con "respecto a los armamentos que a veces se envían al sur y contribuyen a la violencia en México".

"Francamente lo que más me conmueve son las víctimas de la violencia no solamente en México, sino también en los Estados Unidos, como lo que ocurrió en Boston", resaltó.

Recordó que cuando la propuesta para controlar la venta de armas no logró el 60 por ciento para su aprobación en el Congreso norteamericano dijo que "este no es el final, es el comienzo; la última vez que intentamos lograr legislar al respecto llevo seis o siete años, las cosas se dan lentamente en Washington".

Insistió en que seguirá luchando "para que los narcotraficantes no puedan enviar a alguien y sin problemas poder comprar armas en su nombre. Vamos a seguir atacando este tema y yo soy persistente".

Por otra parte, reconoció la audacia del presidente Peña por las reformas estructurales que ha sacado adelante, y recordó que con el ex presidente Felipe Calderón tuvo una excelente relación, pero señaló que los lazos entre ambos países "va más allá de los partidos".