Buscan prevenir infartos cerebrales a través de la detección temprana

Al intercambiar estrategias para reducir el riesgo de infartos cerebrales, médicos especialistas coincidieron en que la prevención es la base fundamental para este padecimiento, el cual ocupa la tercer causa de mortalidad en el país.

En el seminario denominado "De buen corazón y... cerebro", donde expusieron distintas formas para prevenir este padecimiento, Maru Enríquez, cantautora de rock mexicano y locutora en el Distrito Federal, compartió con los asistentes su testimonio de haber sufrido un par de infartos cerebrales.

La también ex integrante del grupo La Nopalera, quien grabó tres discos y entre sus principales materiales discográficos se encuentran "Y mi voz que madura" (2002) y "El Quinqué" (2003), refirió que inició "con dolores de cabeza incontrolables (migraña), pasé un calvario hasta la detección de mi padecimiento; durante tres semanas, no podía hablar".

"Hoy me veo en silla de ruedas, tuve que cambiar mis hábitos alimenticios, evitar una mala alimentación, era una taquera, hoy me digo, hubiera dejado de comer tanta grasa", hace ya casi dos años de haber sufrido los infartos, que me hicieron perder cosas, te vuelves indefensa", indicó.

Recordó que su pareja (Charly) siempre estuvo y está a su lado, "perdí la movilidad de los brazos, que pude recuperar con base en las terapias y tratamiento, pero no así en mis piernas, pierdes el equilibrio, busqué no dejarme caer en la depresión".

Durante el testimonio a dueto con su pareja Charly, Maru Enríquez compartió tres melodías, "La Catrina", "Hay que vivir el momento" y "Hasta que apareciste".

Enríquez consideró que la única opción para salir adelante es un tratamiento adecuado, "el cual sigo y lo que pasé no se lo deseo a nadie".

Durante las ponencias efectuadas en un hotel de la capital morelense, el médico internista, Fernando García Frade, del Hospital Ángeles del Pedregal, aseguró que la trombosis es la formación de coágulos en el organismo que provocan la muerte.

"Actualmente sucede en todo el mundo, en países desarrollados y no desarrollados como en el nuestro, y un tipo de trombosis lo constituye el infarto cerebral", expuso.

Refirió que es la tercera causa de mortalidad en el país en ambos géneros y hasta 25 por ciento de los infartos cerebrales se producen después de la formación de un coágulo en el interior del corazón, secundario a una arritmia que se llama fibrilación auricular.

Esta condición ha aumentado en la población, que a mayor edad presenta un riesgo mayor de padecerla y la principal causa es la hipertensión arterial.

Agregó que los laboratorios farmacéuticos están buscando una opción a través de nuevos coagulantes orales, además de la detección temprana de la arritmia (palpitaciones, falta de aire, mareos, debilidad y desmayos).

"La comunidad debe involucrarse en las enfermedades que están constituyendo hoy día un problema de salud pública y en este caso de salud mundial, al acudir al médico y tener la adecuada educación sobre estos temas, para identificar en el paciente este padecimiento", expuso.

Señaló que "existen en el marcado varios anticoagulantes para disminuir el riesgo de infartos cerebrales".

Explicó que la persona que ya sufrió un evento trombótico, es más propensa a tener otro, "en México estamos muy lejos de una adecuada prevención primaria y no hacemos una prevención secundaria por la falta de identificación de factores de riesgo".

Por su parte, el doctor Guillermo Van Wielink, neurólogo y psicoterapeuta, aseguró que "los Eventos Vasculares Cerebrales (EVC) son catastróficos, porque te cambia la vida al paciente y la familia".

Indicó que "un paciente que sufre un EVC va tener una limitación desde ese día en adelante, si es que vive, pues el 50 por ciento de ellos van a fallecer durante el evento".

Resaltó que para prevenirlo, "podemos cambiar todos los factores modificables, no puedo evitar la edad, esa ya la tengo, no puedo evitar el ser hombre o mujer, no puedo evitar la carga genética, pero lo que puedo evitar es el consumo de alcohol, grasas y carbohidratos".

Además, "tengo que hacer deporte, tengo que ir continuamente al médico por lo menos cada seis meses para prevenir", dijo.

La Asociación de Enfermedad Vascular Cerebral realiza una campaña a nivel internacional, que alerta sobre la necesidad de reconocer los síntomas y actuar a tiempo para salvar vidas.

Las principales señales son desviación de la boca, debilidad en un bazo o pierna y dificultad para hablar, por lo que hay que acudir de inmediato a un hospital, porque el tiempo es vida.