Trabajan en Jalisco para transformar a niños que vivieron violencia

Jalisco será el centro de capacitación a nivel nacional del proyecto "Alcanzando Niños en las Fronteras", en el que colaborarán los estados de Baja California, Sonora, Tamaulipas, Chihuahua, Coahuila, Chiapas y Quintana Roo.

El director de Salud Pública de la Secretaría de Salud de Jalisco (SSJ), Jorge Blackaller Ayala, dijo que el proyecto arranca en el municipio de Tapalpa, por la semejanza a las carencias económicas con ciudades cercanas a las fronteras en el sur y norte.

"Es ubicar personas con problemas de violencia y demostrar que se pueden hacer cambios en los niños si se tratan, ya que con este tipo de terapias innovadoras podemos hacer que los niños saquen adelante su problema que puedan traer, lo logren remontar", expuso el funcionario.

El objetivo es realizar actividades para lograr mejores condiciones de subsistencia y desarrollo a los menores de edad con problemas de abuso sexual y, grupos vulnerables, por edad, sexo o problemas de discapacidad, en las ciudades y comunidades localizadas en la frontera con Estados Unidos.

Todo mediante la atención a requerimientos básicos de subsistencia en materia de alimentación, vestido o vivienda; asistencia o rehabilitación médica, y salud mental, explicó.

Para ello se emplearían técnicas novedosas como la terapia del arte, educación somática, respiración autogénica, asistencia jurídica, apoyo y la promoción para la tutela de los derechos humanos de los menores, así como la readaptación social de menores infractores que han llevado a cabo conductas ilícitas.

También se busca la rehabilitación de menores con problemas de abuso sexual, alcoholismo, drogadicción, farmacodependencia, de inconsciencia de pobreza, pandillerismo, delincuencia y violencia familiar.

Manifestó que el objetivo es que se permita que los menores alcancen una identidad personal en la sociedad mexicana y conforme al marco legal mexicano. Los pequeños estudiantes de Tapalpa realizaron mil 500 dibujos, que se instalaron en el interior de la Casa de la Cultura.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), calcula que en el año 2002, alrededor de 53 mil niñas, niños y adolescentes murieron en todo el mundo como consecuencia de homicidios.

Entre 20 y 65 por ciento de niños, niñas y adolescentes en edad escolar, informaron haber sido intimidados verbal o físicamente en su escuela en los treinta días anteriores al estudio realizado.

Se calcula que en el año 2002, 150 millones de niñas y 73 millones de adolescentes menores de 18 años, experimentaron relaciones sexuales forzadas y otras formas de violencia sexual con contacto físico.