Reforma político-electoral debe fortalecer la democracia: Luis Castro

El presidente nacional de Nueva Alianza, Luis Castro, señaló que la propuesta de reforma político-electoral debe tener como objetivo resolver los problemas de la democracia mexicana y no los de los partidos políticos.

En entrevista con Notimex, el líder aliancista consideró que también debe contribuir a que haya más democracia no para "curarnos o lamernos las heridas de la elección pasada, sino mejorar la forma de representación en los siguientes comicios".

"Si vamos a modificar las reglas del juego democrático, éstas lo que deben contribuir es a que haya más democracia, por lo que dicho esta premisa, el Panal estaría a favor de que se creara un Instituto Nacional Electoral como lo proponen los partidos de oposición al PRI", expresó.

Castro Obregón resaltó que ese organismo debe tener atribuciones que le permitan garantizar la autonomía de sus decisiones y de la organización de los procesos electorales, además de ayudar en los comicios locales y asumir la responsabilidad de los federales.

También debería delimitar con reglas claras y transparentes la elección de los consejeros estatales, para reducir al mínimo las acusaciones que se hacen a los gobernadores de influir tanto en el nombramiento, como en las decisiones de las autoridades electorales.

En ese contexto, el dirigente partidista consideró que también se debe cuidar el respeto al federalismo y que no se dupliquen funciones, como actualmente ocurre con los institutos electorales federal y locales.

Añadió que Nueva Alianza está a favor de que se lleven a cabo pruebas piloto para establecer el uso del voto electrónico en las elecciones de 2015, de manera que pueda ser una realidad para los comicios de 2018, lo que depende de la voluntad de los partidos.

Respecto al tema de la reelección, Castro Obregón indicó que en el caso de las presidencias municipales, sería conveniente evaluar entre ampliar el periodo a cuatro años o empujar la renovación, tema que se puede analizar y discutir.

En cuanto a la reelección de legisladores, Castro consideró que se debe privilegiar la participación como hacedor de leyes y no como gestor.

Ello porque la reelección aparentemente busca acercar a la gente, pero en realidad lo que genera son líneas de tráfico de gestiones que distorsionan lo fundamental, que es legislar. "Sí es importante la gestión, pero no es la única variable a estimular", expuso.

Sobre si se debe aprobar primero la reforma político-electoral que la energética o la hacendaria, planteó: "Lo que debemos evitar es ser rehenes los unos de los otros, aunque en toda negociación se vale establecer límites, techo y pisos para dialogar".

El líder nacional de Nueva Alianza dijo que entiende que se presionen los unos a los otros porque "no parten de cómo construir un interés común, sino cómo construyo el interés de mi partido sumándole el de los otros para que quede algo mediado".