Senadores impulsarán reformas a la Ley de Salud en materia de drogas

La discusión sobre la despenalización o no de la mariguana en el país no puede esperar, coincidieron senadores del PRD y del PAN, por lo que impulsarán reformas a la Ley de Salud en torno a los delitos contra la salud y narcomenudeo.

En el marco del foro tricameral: "De la prohibición a la Regulación: nuevos enfoques en la políticas de drogas", el presidente de la Mesa Directiva, Raúl Cervantes, se comprometió que el Senado generará los foros y audiencias públicas para escuchar todas las voces y generar consensos.

"Estaremos abiertos a debatir este tema, escucharlo, razonarlo, nunca a rechazarlo ante o antes de ver una racionalidad y en el caso de que se generen las suficientes ideas para poder ampliar el marco jurídico mexicano y desde el instrumento de la ley, poder generar las mejores políticas públicas", expresó.

Cervantes Andrade destacó que de cara al problema de la adicción que padecen muchos mexicanos, "no se debe generar sólo una política pública relacionada con la persecución; podemos llegar a una conclusión de generación de mejores ideas en el marco jurídico".

En tanto, el presidente de la Comisión del Distrito Federal, Mario Delgado Carrillo, consideró que se ha fallado en la comunicación de algunos argumentos sobre este asunto, toda vez que en cuanto a la violencia y corrupción, la mayoría piensa que aumentarán con la legalización de la mariguana.

En el Senado se revisa la Ley General de Salud y en cuanto a la distribución de competencias en los estados, en los delitos contra la salud, en su modalidad de narcomenudeo, y desde aquí, con facultad legislativa, facilitar el uso científico y medicinal de la mariguana, "en eso vamos a trabajar", argumentó.

El legislador perredista reconoció que la guerra contra las drogas ha llevado a innumerables violaciones a los derechos humanos y ha puesto en riesgo su prevalencia e incluso llegar a cuestionar la existencia misma del Estado, "entonces parece una política suicida".

El senador Roberto Gil Zuarth dijo a su vez que la discusión sobre el consumo y la legalización de esa droga no puede esperar más, ya que a pesar de que 45 por ciento de las personas dicen que es fácil conseguir mariguana, sólo cuatro por ciento a nivel nacional y 10 en el Distrito Federal la consumirían.

El legislador panista consideró que la discusión en México sobre el consumo y la legalización del consumo tiene que contar con un régimen diferente que termine o que contenga el efecto de la violencia.

El verdadero debate está en la intensidad de regulación y en las condiciones, "en qué modalidades se sugiere para evitar efectos distorsionantes de la prohibición y eso ha tenido que ver con la violencia que se ha generado a partir de la constitución del mercado negro de drogas".

Por su parte, la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores, Gabriela Cuevas Barrón, sostuvo que la complejidad del tema de las drogas no admite posturas radicales ni absolutas, pues se deben considerar las características de cada país.

En el caso de México, precisó, el consumo de la mariguana se legalizó en 2009 permitiéndose la portación de cinco gramos, "aunque esto está considerado por algunos como una dosis pequeña que en lugar de proteger, criminaliza al usuario".

Si bien en el marco internacional se dan muchas opiniones a favor de un cambio en las políticas públicas, dijo, otras voces manifiestan que "pudiera ser prematuro dar un giro en el enfoque actual, pues el sistema de fiscalización internacional ha frenado el consumo de drogas".

En su oportunidad, el ex canciller Jorge Castañeda comentó que la despenalización de esta droga se ha vuelto un tema legítimo de debate y de la agenda nacional, en la que la mayoría de los mexicanos se opone a la aprobación de su uso.

La apertura en el tema, dijo, puede llevar a la ciudad de México a ser la primera gran capital del mundo que deba tomar una medida en este sentido, como ya lo han hecho países como Portugal y Uruguay.

Consideró que México debe aprender mucho de la "hipocresía americana", toda vez que en por lo menos 20 estados de ese país ya está permitido el uso de la mariguana "para uso terapéutico", mientras en dos más para uso "recreativo".

En el acto también participaron el embajador de los países bajos en México, Dolf Hogewoning; el coordinador Nacional de Drogas en Portugal, Joao Gulao; el Prosecretario de la Presidencia de Uruguay, Diego Cánepa, la especialista en políticas de drogas, Lisa Sánchez, y como moderador, Rubén Aguilar.