Piden investigar papel de empleados públicos en grupo delictivo

La vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, abogó hoy por una investigación profunda que deslinde responsabilidades en el caso de una banda dedicada a robar automóviles, integrada por empleados del Estado y particulares.

Indicó que el Ministerio Público (MP) lleva adelante las investigaciones para esclarecer el caso, que involucra a empleados de la Superintendencia de Administración Tributaria. (SAT).

Baldetti admitió que el caso empaña la imagen de la SAT, autoridades responsables de la recaudación fiscal en Guatemala, por lo cual insistió en que la investigación "debe cumplirse de manera profunda".

Confiamos en que el trabajo del MP vaya hasta el fondo, deslinde responsabilidades y determine el papel de los malos empleados públicos en esta banda de la delincuencia organizada, dijo la vicepresidenta a periodistas.

Resaltó también la coordinación con las autoridades de El Salvador que permitió la desarticulación del grupo criminal, que de manera fraudulenta legalizaba automotores robados y los colocaba en los mercados guatemalteco y salvadoreño.

El pasado miércoles, la Fuerza de Tarea contra el Robo de Vehículos, entidad especializada de la Policía Nacional Civil (PNC), realizó un operativo de captura de empleados de la SAT en distintas oficinas de la dependencia en la capital.

Las fuerzas de seguridad arrestaron a 22 presuntos miembros de la banda, dedicada al robo de autos, incluidos 11 empleados de la SAT, quienes falsificaban los documentos para comercializar los vehículos en Guatemala y El Salvador.

El jefe de la Fuerza de Tarea contra el Robo de Vehículos, Luis Paniagua, reveló que las detenciones se cumplieron por los delitos de asociación ilícita, incumplimiento de deberes, caso especial de estafa y abuso de autoridad.

Precisó que el Juzgado Décimo de Primera Instancia Penal emitió las órdenes de captura, de acuerdo con una investigación de varias semanas a cargo del MP.

Las autoridades guatemaltecas no descartan que más personas y empleados de la SAT estén implicados con el grupo delictivo, por lo cual continúan las investigaciones y los operativos en busca de más responsables del ilícito.

Según estadísticas de la PNC, entre enero y mayo de 2012 se registró el robo de dos mil 807 vehículos, mientras que en el mismo periodo de este año se logró reducir este ilícito a dos mil 438 unidades.

La policía informó que entre enero y mayo de este año se logró además recuperar 766 automotores robados y se capturó a medio centenar de presuntos ladrones de automóviles.