Admiten fallas en inhibidores telefónicos en penal de Morelos

Cerca del 40 por ciento de los inhibidores de teléfonos celulares que existen en el penal de Atlacholoaya no funcionan adecuadamente, reconoció el coordinador de la Unidad de Reinserción Social de Morelos, Jesús Valencia Valencia.

En entrevista, el funcionario mencionó que las cárceles distritales de los municipios de Jonacatepec, Cuautla y Jojutla no cuentan con esta tecnología.

Abundó: "Nuestro sistema de inhibidores está en revisión, se están haciendo los ajustes necesarios, hay inhibidores que funcionan al cien por ciento, otros no.

"Además existen carencias en el área de aduanas del penal, ya que en la última revisión que se hizo a los dormitorios de los internos se encontraron cuatro aparatos telefónicos, aparatos reproductores de discos compactos y armas blancas de fabricación casera, mejor conocidas como puntas".

Descartó que los inhibidores telefónicos sean manipulados por los custodios o por los propios internos, como lo afirmó la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos (CDH) de Morelos, Lucero Benítez.

Respecto a las cárceles distritales, el encargado del sistema penitenciario en Morelos comentó que para los internos de estos lugares ya se cuenta con un proyecto de reubicación a un nuevo penal de grandes dimensiones, por lo que de momento no se colocarán inhibidores en estos centros de reinserción social.