Acepta cargos narco mexicano en California

Armando "El gordo" Villarreal Heredia, lugarteniente del cártel que dirige Fernando "El ingeniero" Sánchez Arellano en Tijuana, se declaró hoy aquí culpable de asociación para asesinar, secuestrar y traficar metanfetaminas.

La procuraduría federal en la frontera de California con México puntualizó que Villarreal, extraditado de México en 2012, enfrenta una sentencia de 30 años de prisión por los cargos de asociación y conspiración para distribuir substancias controladas.

Villarreal Heredia es uno de 39 miembros de la organización que dirige Sánchez Arellano, acusados de los mismos cargos.

La procuradora federal para la región, Laura Duffy, dijo que la aceptación de cargos por parte de Villarreal confirma que las autoridades federales han "levantado un muro alrededor de San Diego para prevenir que llegue la violencia" del crimen organizado.

En su declaración, Villarreal también aceptó que atacó a representantes de la ley mexicanos y que propuso sobornarlos.

Villarreal, de 35 años de edad, fue arrestado en Sonora en julio de 2011 y extraditado a San Diego en mayo de 2012.