Quiere EUA para Siria "lo que hicieron en Libia": Raúl Castro

El presidente Raúl Castro afirmó hoy que Cuba "no se someterá ante nadie" y acusó a Estados Unidos y sus aliados de querer hacer en Siria "lo que hicieron en Libia (...) lo que siempre han querido hacer" en la isla caribeña.

La Habana "no cederá ante ninguna presión externa y tampoco se someterá nunca ante nadie", dijo Castro en la primera sesión plenaria del VIII Congreso de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), según una versión de la web oficial Cubadebate.

"Cuba puede tener relaciones, basadas en el respeto mutuo, con todos los países del mundo, pero sometimiento, ¡ninguno!, y ante nadie", aseveró el general cubano, de 82 años y quien iba vestido de uniforme militar.

El Congreso de la organización oficialista comenzó la víspera con asistencia de unos 460 delegados de las 15 provincias del país, que intentan revitalizarla adecuándola a los nuevos tiempos de reformas de Castro para "actualizar" el agotado modelo socialista.

Según la versión oficial, Castro dijo que "el enemigo" (nombre que el oficialismo suele identificar a Estados Unidos) "no va a cambiar", pero los CDR sí deberían modificar sus "métodos de lucha" para hacer frente a lo que llamó subversión interna y externa.

Poco antes de abandonar el salón prometiendo volver antes de la clausura mañana sábado del congreso, calificó como "urgente" dinamizar el funcionamiento y reajustar los métodos de trabajo de los CDR, acorde a las circunstancias sociales y políticas actuales.

Castro, también primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba, aseguró que no hay fuerza capaz de destruir la capacidad y unión del pueblo cubano.

El congreso, al que asisten delegaciones de 10 países, tiene en su agenda la lucha contra los delitos y las indisciplinas sociales en los barrios que, junto a la pérdida de valores morales y la extendida corrupción, han sido fustigadas por el propio Castro.

Carlos Rafael Miranda, miembro del Comité Central del PCC y coordinador nacional de los CDR, presentó una síntesis del Informe Central en el que fueron identificados 11 "objetivos generales" para fortalecer el trabajo de la organización, con más de ocho millones de afiliados, según estadísticas oficiales.

Los CDR fueron creados el 28 de septiembre de 1960 por el líder de la revolución, Fidel Castro, durante un discurso en el balcón del antiguo Palacio Presidencial, cerca del puerto de La Habana.

Su tarea prioritaria fue vigilar y denunciar a los adversarios del gobierno, y luego participaron en campañas de donaciones de sangre, de vacunación y tareas de limpieza e higiene, así como en procesos electorales, entre otras actividades.