Aplaude Obama resolución sobre armas químicas de Siria

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy que el acuerdo alcanzado el jueves en la ONU para disponer la destrucción del arsenal químico de Siria abrió la puerta a una gran victoria de la diplomacia.

"Es potencialmente una enorme victoria para la comunidad internacional", manifestó el mandatario a reporteros, dejando en claro que aún existen reservas sobre la voluntad de Damasco para cumplir su parte.

Obama dijo que pese a su amenaza de usar la fuerza contra el régimen sirio tras el ataque con armas químicas contra civiles el mes pasado donde murieron más de mil 400 personas, siempre expresó su preferencia "por resolver esto diplomáticamente".

Hablando durante una aparición conjunta con el primer ministro de India, Manmohan Singh, Obama insistió empero en el fuerte efecto disuasivo que tuvo este amago.

"Dudo que hubiéramos arribado a este punto de no ser por la creíble amenaza de acción por parte de Estados Unidos", expresó.

Empero reconoció que el acuerdo logrado a partir de una propuesta de Rusia puede tener alcances mayores de lo que se habrían logrado mediante una limitada campaña militar.

Dijo que la eventual resolución del Consejo de Seguridad de la ONU "va más allá de cualquier acción militar, y eso es retirar de Siria uno de los mayores arsenales del mundo de manera que sea destruido".

Destacó igualmente el hecho de que la resolución negociada en el Consejo de Seguridad va más allá del tema de las armas químicas y que apunta al conflicto armado que vive Siria desde hace casi tres años.

"Existe un endoso explícito del proceso de Ginebra para tratar de hacer frente al conflicto que tiene lugar en Siria y la necesidad de que haya una transición política que puede traer paz y permita a millones de personas regresar a su casas", comentó.

El mandatario indicó que si bien el proceso en la ONU ha avivado las esperanzas de empujar el proceso diplomático, la tarea por delante no es fácil y requerirá de mucho trabajo.

"Creo también que la gente ha estado preocupada sobre si es que Siria va a observar su compromiso, y creo que existen preocupaciones legítimas sobre como vamos a acceder esas armas químicas mientras existe una guerra en pie", mencionó.

La resolución establece la obligación de Siria de cooperar con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, pero a diferencia de lo propuesto originalmente por Estados Unidos y sus aliados europeos no contiene una referencia directa al uso de la fuerza por incumplimiento.

La iniciativa menciona al Capítulo VII de la Carta de la ONU, que abre la posibilidad de intervención militar, aunque sólo para señalar que esta provisión sería incluida en una resolución posterior en caso de que Siria incumpla con lo previsto en el documento.

El documento llama a que los responsables del uso de armas químicas sean llevados ante la justicia, pero tampoco ofrece mecanismos para hacerlo, como una recomendación sobre la situación en Siria a la Corte Penal Internacional.