Acuerdan Colombia y Ecuador patrullajes contra crimen trasnacional

Las autoridades militares de Colombia y Ecuador acordaron hoy reforzar el combate al crimen trasnacional, con medidas que incluyen patrullajes conjuntos en sus costas y en la frontera, informó hoy el Ministerio de Defensa local.

El titular de la cartera, Juan Carlos Pinzón, dijo que es un esfuerzo que les permite mostrar "el interés de trabajar de manera conjunta contra el narcotráfico, la pesca ilegal, el contrabando de combustible y otros delitos".

Las medidas para preservar la armonía en la frontera se acordaron en el marco de la reunión binacional de dos días que celebró Pinzón en la ciudad de Cali con el ministro de Coordinación de Seguridad de Ecuador, vicealmirante Homero Arellano.

El funcionario colombiano explicó que los patrullajes binacionales se harán en la zona marítima especial fronteriza y en ellos participarán unidades de guardacostas de los dos países, con la posibilidad de compartir tripulaciones.

Según Pinzón, la vigilancia conjunta de las costas "es una muestra de confianza entre ambas naciones y del interés mutuo de combatir con mayor efectividad el crimen transnacional", fenómeno que los afecta de manera directa.

Como parte de las medidas, se convino además acelerar el proceso de intercambio de cadetes de las escuelas de formación de las Fuerzas Militares de ambos países, con el ánimo de compartir experiencia en el frente de seguridad.

Recordó que también se viene ejecutando la medida tomada en meses anteriores por los dos gobiernos acerca de ejercer un mayor control sobre los pasos fronterizos y de inhabilitar aquellos que son utilizados de manera ilegal.

"Estamos analizando cómo elevar la coordinación y ese esfuerzo para evitar que nuestra frontera sea utilizada para el contrabando, para mover armas y explosivos y para traficar drogas ilícitas", puntualizó Pinzón.

Para conocer más en detalle la problemática de los cultivos ilícitos, los ministros de Colombia y Ecuador visitaron este viernes la franja fronteriza de 10 kilómetros en el Putumayo, donde se han detectado plantaciones de este tipo.