Exploró Herman Melville temas psicológicos en la literatura

Autor de la famosa novela "Moby Dick", Herman Melville, quien falleció el 28 de septiembre de 1891, destacó en el campo de las letras por explorar en temas psicológicos y metafísicos que influyeron en las preocupaciones literarias del siglo XX.

El novelista nació en Nueva York, Estados Unidos, el 1 de agosto de 1819, aunque durante su infancia se trasladó con su familia a Albany y debido a la inestable situación económico se embarcó rumbo a Liverpool como mozo de cabina en 1837.

Según reseñan sus biógrafos, en 1841 viajó a los Mares del Sur en un ballenero y abandonó la embarcación en las islas Marquesas, donde vivió un mes entre los caníbales, logró escapar en un mercante australiano y pisó tierra nuevamente en Tahití, isla de la Polinesa Francesa, en la cual permaneció preso por un tiempo.

Producto de esta experiencia creó sus obras "Typee" y "Omoo" y dio un giro a sus publicaciones más adelante con "Redburn" y "La guerra blanca", en las últimas dos arremete ferozmente contra la rigidez de la marina estadounidense.

Su obra maestra, "Moby Dick", salió a la luz en 1850 y fue rechazada por la crítica. La novela se caracteriza por esconder una gran metáfora del mundo y la naturaleza humana: el absoluto inalcanzable y la coexistencia del bien y el mal en el hombre, según su hoja de vida publicada en el portal de internet "biografiasyvidas.com".

La trama de la novela universal se centra en el conflicto entre el capitán "Ahab", patrón del ballenero Pequod, y la ballena blanca que le arrancó una pierna hasta la altura de la rodilla. Enfurecido, el personaje se obsesiona por vengarse del animal a quien considera su enemigo.

Melville representa al mal incomprensible en la ballena, un monstruo de las profundidades marinas que ataca y destruye todo a su paso, mientras que el capitán "Ahab" encarna la maldad absurda y obstinada, con sed de venganza personal y quien sacrifica a gente inocente.

Desafortunadamente para el escritor estadounidense, no tuvo el debido reconocimiento en su tiempo como un personaje influyente sobre preocupaciones literarias del siglo XX, y títulos como "Israel Potter" (1855), "Cuentos de Piazza" (1856) y la novela inacabada "El timador" (1857), quedaron por varios años en el olvido.

Entre 1866 y 1885 el escritor se ganó la vida como inspector de aduanas en Nueva York y durante este periodo publicó "Aspectos de la guerra" (1866) y "Clarel" (1876), la historia de una peregrinación a Tierra Santa salpicada de aventuras.

Su última obra fue la novela "Billy Budd", que cuenta la historia de un joven grumete que representa la inocencia, dominado por un malvado y endurecido oficial, que es la personificación del mal.

Esta obra ha sido llevada al teatro, al cine y a la ópera (1951), la última por el compositor británico Benjamín Britten, en colaboración con el novelista E. M. Foster.

Herman Melville falleció el 28 de septiembre de 1891 en su ciudad natal, y aunque la mayor parte de su obra no fue reconocida sino hasta 1920, actualmente es considerado una de las grandes figuras de la literatura universal.