Impulsará GDF firma de protocolo con Gobierno Federal sobre marchas

El secretario de Gobierno del Distrito Federal, Héctor Serrano Cortés, anunció que se impulsará la firma con el Gobierno Federal de un protocolo para la atención de marchas y dejó en claro que en esta ciudad no tiene cabida la represión y nunca caerán en excesos bajo ninguna circunstancia.

Al comparecer ante la Asamblea Legislativa por la glosa del Primer Informe de Gobierno de Miguel Ángel Mancera, indicó que la intención de ratificar el protocolo es equilibrar el derecho de quienes ejercen la libre expresión con el de los capitalinos de transitar libremente por la Ciudad de México.

Al responder a una pregunta de la diputada panista Laura Ballesteros sobre por qué no se firmó este año dicho protocolo, Serrano Cortés dijo que fue por falta de tiempo y no admitió que ha sido complicado lo que ha sucedió en esta capital debido a las reciente manifestaciones.

Sin embargo, el funcionario local destacó la prudencia con la que Mancera Espinosa ha atendido el tema de las manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Sostuvo que en 2012 y gracias a la firma del protocolo los gobiernos local y federal se pusieron de acuerdo en la atención "de esta dinámica", por lo que se comprometió ante el pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) a lograr la firma de dicho instrumento.

Sobre el tema del Parque Reforma Social anunció que el Gobierno capitalino impulsará que siga conservando su estado "de parque", y se detendrá y consignará a las personas que la noche del 23 de septiembre intentaron tomar dicho predio de manera violenta, lo que originó un enfrentamiento con los vecinos.

Serrano Cortés informó al pleno legislativo que ya fueron detenidos "algunos responsables" de esa acción violenta y el Gobierno del Distrito Federal no la tolerará ni permitirá que haya impunidad, pues hubo agresiones físicas a los vecinos que evitaron la toma del parque ubicado en la delegación Miguel Hidalgo.

Por ello, informó que el gobierno local buscará diferentes alternativas jurídicas para que ese espacio se entregue de forma definitiva los ciudadanos como un patrimonio de la Ciudad de México y mantenga su estatus de parque público.

Durante la comparecencia que duró tres horas las diversas bancadas realizaron críticas a la gestión de Mancera, pero también se comprometieron a trabajar conjuntamente con el gobierno local para superar los problemas de la ciudad y para que tenga su propia Constitución.