Recomiendan sensibilizar a jóvenes sobre violencia en la pareja

Es importante sensibilizar a los jóvenes sobre la violencia en una relación de pareja y de cómo poder prevenirla, así como saber que el problema es del individuo violento y tiene que ver con su historia de vida, no con lo que haga o deje de hacer la afectada o afectado.

Silvia Arciniega, profesora de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aseveró que la mayor parte de las mujeres que son maltratadas durante el matrimonio, sufrieron agresiones durante el noviazgo.

La académica destacó que cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) revelaron que tres de cada 10 adolescentes denuncian que sufren violencia en el noviazgo; 73 por ciento de los mexicanos entre 15 y 24 años con relación de pareja ha sido víctima de agresiones psicológicas.

Agregó que 15 por ciento la ha sufrido de manera física y 12 por ciento ha vivido al menos una experiencia de ataque sexual, además de que 75 por ciento de los jóvenes ha padecido algún tipo de maltrato.

En el contexto de las Jornadas Académicas de Trabajo Social, Arciniega explicó que la violencia en una relación de pareja es toda acción u omisión que daña física, emocional y sexualmente, con el fin de dominar y mantener el control sobre otra persona.

Para ello, la académica dijo que se pueden utilizar distintas estrategias como ataque a la autoestima, insultos, chantajes, manipulación sutil o golpes.

En un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México abundó que "en ocasiones un comentario incómodo, un jaloneo o una bofetada podrían parecer parte del juego entre dos personas".

"El enamoramiento impide percatarse de que uno ejerce violencia sobre el otro. Los novios no deben confundir maltrato y ofensas con amor e interés", consideró.

Comentó que la adolescencia es la etapa en que el ser humano es más vulnerable a esas conductas y es una situación que se mantiene en silencio porque la mayoría considera que son normales, pues viven en un entorno violento con padres y hermanos.

Las conductas violentas en la pareja tienen un ciclo que comprende tensión emocional, agresión sin control y reconciliación. En la primera fase existe tensión frecuente, en la segunda ésta se acumula y crece hasta llegar al insulto, mientras que en la tercera el agresor busca la reconciliación.

La académica recomendó que si este ciclo sucede más de una vez en el noviazgo, se está ante un caso de violencia que debe ser detenido y atendido. "Quien es violento no dejará de serlo si no trabaja con su yo, lo primero es percatarse de lo que ocurre y empezar a trabajar de manera retrospectiva".

Arciniega reconoció que las mujeres también maltratan. En el país, ocho de cada 10 jóvenes son maltratados por sus novias de manera física, psicológica, sexual o económica.

La violencia en esa etapa puede surgir después de unos meses, incluso años de haber iniciado la relación y con seguridad continuará en el matrimonio. Ocurre en todos los estratos sociales y edades.