Critica diputado prohibicionismo en combate a drogas

El secretario de la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, Fernando Belaunzarán Méndez, consideró que el prohibicionismo en el combate contra las drogas sólo genera fracasos en las políticas públicas.

Para el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), "las convicciones morales no pueden justificar la falta de resultados, y la idea de un mundo libre de drogas ilegales ha generado consecuencias perniciosas en la sociedad; por ello la necesidad de una alternativa que beneficie a consumidores y ciudadanos".

Aclaró que la idea no es plantear que la mariguana sea vista como un producto y que haya una liberación absoluta, lo que "se está planteando, precisó, --es establecer reglas, controles; porque quienes dominan ese mercado son criminales y ellos ponen las reglas".

En el Foro Tricameral: De la prohibición a la regulación: nuevos enfoques en políticas de drogas, dijo que "el cambio es inminente y debemos prepararnos y ser protagonistas, tenemos que preocuparnos por ser un motor de la transformación y no un lastre, y entender que el mundo está cambiando, pues negarlo no nos llevará a solucionar o evitar el problema".

Por separado, el coordinador del PRD, Silvano Aureoles Conejo, planteó que el uso de las drogas tiene varias aristas, relacionadas con las adicciones, la salud pública, la seguridad y el comercio internacional, por mencionar algunos.

Dijo que "son temas que requieren ser analizados y debatidos en su plena dimensión, sin tapujos, sin tabúes, sin mitos, se requiere ver la realidad y afrontar con objetividad esta situación que está en la agenda internacional y sin duda también en la agenda de nuestro país".

Consideró que el uso de drogas no debe de verse como un crimen y debe abordarse de manera muy objetiva y con ponentes, personalidades que saben del tema, que sin duda van a ayudar a las decisiones que en el presente y en el futuro, para abordar el tema de la mejor manera.

En la mesa de discusión "Regulación y control del mercado de la cannabis", Ethan Nadelmann, director ejecutivo de Drug Policy Alliance, llamó a los gobiernos federales a no criminalizar ni a combatir el tema de las drogas mediante el uso de más policías ni con más cárceles.

En el caso específico de la Ciudad de México, propuso cambiar la forma en que se enfrenta actualmente el tema: más inversión en educación y en atención en salud, para un mejor futuro para los jóvenes.

A su vez, el chileno José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, dijo que la llamada "guerra contra las drogas" llevada a cabo en México durante el gobierno de Felipe Calderón costó unos 70 mil muertos.

"Los gobiernos deberían adoptar medidas destinadas a reducir las graves consecuencias para los derechos humanos de las políticas actuales que no tengan un carácter penal", recomendó.

Por su parte, Steve Rolls, representante de Transform, de Reino Unido, señaló que la descriminalización de drogas facilita la salud pública.

En la creación de una política de estupefacientes es importante tomar en cuenta tres conceptos: el científico, que no se ha tomado en cuenta en el caso de la mariguana; el conflicto, que se refiere a la búsqueda del equilibrio entre el comercio libre y la regulación gubernamental, y el control, en el que caben la legalización y regulación de cannabis.