Advierte Panamá que sólo inició pláticas con Nicaragua por diferendo

La cancillería de Panamá se desdijo hoy de que había dado por superado un diferendo con Nicaragua y aclaró que sólo inició conversaciones preliminares ante la supuesta intención expansionista del país centroamericano.

"Panamá, habiendo solicitado, junto con Costa Rica y Colombia, la intervención en ese tema del Secretario General de la Organización de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, no va a precipitarse en llegar a un acuerdo en forma unilateral", indicó un comunicado.

El Ministerio de Relaciones Exteriores aclaró que los cancilleres de Panamá, Fernando Núñez Fábrega y de Nicaragua, Samuel Santos, alcanzaron un acuerdo verbal el miércoles para que equipos técnicos analicen la disputa.

"En esa reunión se dispuso que un equipo técnico determine si la posición de Nicaragua es correcta y no lesiona los derechos de Panamá sobre sus aguas territoriales", señaló la cancillería.

Pero en un comunicado emitido el miércoles, la propia cancillería anunció: "Panamá da por superado con Nicaragua".

En su nueva comunicación, la cancillería señaló que "hasta tanto no finalicen esas negociaciones, el gobierno nacional continuará en su firme posición de defensa y salvaguarda de los derechos de Panamá sobre sus aguas territoriales".

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, denunció el miércoles ante la asamblea general de la ONU los supuestos intentos expansionistas de Nicaragua.

"Mi gobierno se ve en la imperiosa necesidad de rechazar categóricamente el intento de delimitación de fronteras marítimas de Nicaragua", dijo Martinelli al presentarse ante la 68 asamblea general de la ONU.

A juicio de Martinelli la solicitud presentada por Nicaragua ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la Convención de Derechos del Mar de la ONU "vulnera tratados vigentes con Panamá".

Según el mandatario, Nicaragua pretende expandir su plataforma en unos 49 mil 892.54 kilómetros cuadrados lo cual genera "una inobjetable superposición en nuestros espacios marítimos y en los tratados contratados por Panamá con países vecinos".

Además manifestó que su gobierno "no desconoce" la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia que el año pasado resolvió una disputa territorial de Nicaragua y Colombia.