Acusan represores chilenos a Piñera de "tortura sicológica"

Los ex oficiales que purgan condena por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura chilena en un penal "especial" construido en 2004 afirmaron hoy que el anuncio del cierre del recinto es una "tortura sicológica" en su contra.

El abogado René López Farías, que representa al represor Manuel Contreras, dijo a periodistas que "el presidente Sebastián Piñera ha torturado sicológicamente a los presos que están en estos momentos cumpliendo su condena tranquilamente en el Penal Cordillera".

"El presidente ha estado jugando con la gente que está cumpliendo sus condenas aquí en este penal, como dice la ley", añadió el abogado defensor del ex jefe de la policía secreta del régimen militar, que acumula diversas condenas a cadena perpetua.

La víspera, Piñera anunció el cierre del Penal Cordillera, una cárcel especial que fue abierta en el año 2004 para acoger a altos oficiales condenados por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

El mandatario tomó la decisión de clausurar esa cárcel, emplazada al interior del comando de Telecomunicaciones del Ejército, luego de que estallara una polémica por la organización de un "asado" para homenajear a un ex represor que cumple condena en ese recinto.

Piñera indicó que Gendarmería, institución militarizada a cargo de custodiar las cárceles del país, será la encargada de cerrar el Penal Cordillera "en el momento oportuno" y trasladar a sus 10 reos a la cárcel de Punta Peuco, en la central localidad de Til Til.

En el Penal Cordillera cumple condena Contreras, quien aseguró en una reciente entrevista televisada que él no estaba "preso", ya que el recinto penitenciario a su juicio "no es una cárcel".

Un informe elaborado por la fiscal judicial María Loreto Gutiérrez constató que los 10 ex uniformados que cumplen condena en ese lugar se distribuyen en cinco cabañas "bien equipadas".

Tras recorrer el recinto penitenciario, Gutiérrez aseguró que estas viviendas "cuentan con servicios higiénicos, duchas, agua caliente, luz natural, buena ventilación" y los reos tienen acceso a radio, música, televisión, lectura, actividades deportivas y religiosas.

Este viernes, la Corporación 11 de Septiembre -que aglutina a ex uniformados que participaron en el régimen militar- presentó un recurso de protección para frenar el cierre del Penal Cordillera y evitar el traslado de los represores a la cárcel de Punta Peuco.

La Sala de Cuentas de la Corte de Apelaciones debe estudiar la admisibilidad de la acción cautelar y, de acogerla, pedirá al gobierno que en un plazo de cinco días entregue los argumentos que consideró el presidente Piñera para ordenar el cierre.

El tribunal de alzada también deberá discutir una orden de no innovar, es decir, una petición de que se paralice esa misma decisión hasta que se revise el recurso.