Se estrena documental mexicano "Purgatorio" en Festival de Raindance

El documental "Purgatorio", del director mexicano-estadunidense Rodrigo Reyes, abrió con éxito la sección de México en el Festival de Raindance, la muestra de cine independiente más grande de Europa.

"Purgatorio" es un retrato de la situación en la frontera México-Estados Unidos, la descomposición social en ciudades fronterizas y la lucha de los migrantes mexicanos por cruzar "del otro lado".

El documental no es periodístico, no ofrece datos, "es puramente cine, yo no quería meterme a hacer periodismo, es un drama humano, lo quise pensar como si fuera una epopeya como "La Ilíada" o "La Odisea", afirmó a Notimex el director del trabajo fílmico, Rodrigo Reyes.

La propuesta cinematográfica cuenta con su propia narrativa, los pueblos no tienen nombre, no existen héroes, ni villanos, y las situaciones son atemporales, pudieron suceder en el pasado, presente o futuro.

"No hay nombres, porque son arquetipos, es el político, es el drogadicto, es el migrante, es como una alegoría, como los relatos de Canterbury, son personajes, porque estos personajes son universales".

Después de la proyección de la cinta en una sala de esta ciudad, Rodrigo Reyes y el encargado de Negocios de la Embajada de México en el Reino Unido, Alejandro Estivil, sostuvieron una charla informal con la audiencia sobre la relación México-Estados Unidos.

"Es un matrimonio disfuncional, en el que los dos tienen que coexistir, pero creo que debemos encontrar la manera de verle el lado amable a cada quien y de convivir, de crear unas reglas para que todos reciban el mismo trato", afirmó Reyes, quien estudió Relaciones Internacionales en la Universidad de California, San Diego.

La película es un reflejo de los olvidados en la frontera mexicana, los migrantes que perecen en el desierto y cuyos cuerpos no son reclamados por sus familiares, los enfermos mentales hacinados en un centro de salud, los perros callejeros y los policías caídos en el cumplimiento de su deber.

"No quise dar una solución, sino que la película representa el espíritu tan retorcido que tiene este espacio, que es mágico, brutal, y a la vez increíblemente hermoso", afirmó Reyes.

El filme, que fue rodado en 2011 durante cuatro semanas en México y Estados Unidos, ya se presentó con éxito en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG) y Los Ángeles.

"Estamos buscando distribución, la película está en etapa de festivales, para fin de año habrá estado en más de 20" en Estados Unidos y Europa, concluyó Reyes, quien nació en México y creció en ambos lados de la frontera norte.