Consideran canonizar a una ama de casa de California

El Vaticano considera canonizar a Cora Evans, una ama de casa que murió en la sierra de California en los años 50, luego de experimentar constantes visiones en momentos de intensa oración, informó hoy el diario San José Mercury News.

Evans, quien nació en el estado de Utah de familia mormona y en California adoptó la fe católica, fue considerada una "sirvienta de Dios", lo que la sitúa como considerada para canonización.

El año pasado la Congregación del Vaticano para las Causas de Santos confirmó que considera convertir a Evans en una santa.

Evans era una ama de casa que vivía en las inmediaciones de Santa Cruz a mediados de los años 50. Después de enviudar partió a las montañas, donde permaneció el resto de su vida.

En una cabaña, la mujer que sólo había estudiado hasta la secundaria oraba con una intensidad que se reflejaba en visiones divinas que luego anotaba para llevar un registro.

Dorothy Evans, hija de Cora, de 83 años de edad, dijo que su madre pereció de cáncer en 1957 y fue sepultada junto a los restos de su padre, cerca de Santa Cruz.

Al rezar, Evans caía en coma inexplicable para los médicos y en esos momentos decía estar junto a Jesucristo a quien llamaba su maestro. Sin embargo luego de recuperarse del estado de coma recordaba y escribía.

Uno de sus nietos fue nombrado por la iglesia custodio de los escritos que dan cuenta de las visiones.

Los escritos de Evans contendrían evidencias de milagros que la iglesia analizará en los próximos años.