Empresas agroindustriales confiscadas aportan poco en Venezuela

Las plantas agroindustriales que confiscó el fallecido presidente Hugo Chávez durante su gobierno, es poco lo que aportan al mercado local de alimentos, señaló hoy el diputado opositor Eduardo Gómez Sigala.

"La escasa productividad y la falta de eficiencia es el denominador común de estas empresas hoy en manos del Estado venezolano", precisó el ex presidente de la Cámara de Industriales de Venezuela (Conindustria), en conversación que sostuvo con Notimex.

Gómez Sigala destacó que el gobierno tejió su sistema agroindustrial como una "alternativa" para la producción y distribución de alimentos, sin depender del sector privado, pero recalcó que esta red poco aportó a la producción de rubros alimenticios en el país.

"La lupa del oficialismo se ha centrado sobre la actividad del sector privado, intentando hacerlo aparecer como el causante de la escasez y es poca la información que se ofrece sobre la operatividad de las 119 industrias estatales", advirtió el ex dirigente gremial.

Resaltó que a través de esa infraestructura, forjada mediante nacionalizaciones y expropiaciones, el Estado es responsable del 42 por ciento de la producción de harina de maíz, 48 por ciento del azúcar, 33 por ciento del arroz y 78 por ciento del café.

"Sin embargo, estas plantas no cumplen con el aporte que les corresponde, y en la memoria y cuenta de 2012 advierten que están por debajo del 50 por ciento de las metas estimadas debido a dificultades financieras e insuficiencia de materias primas".

Gómez Sigala acotó que de las 17 centrales azucareras que operan en el país, el Ministerio de Agricultura y Tierras administra 11, que sólo procesan 20 por ciento del azúcar nacional, mientras los seis ingenios privados sostienen el 80 por ciento de la producción.

Añadió que luego de la expropiación de la planta de arroz de Cargill de Venezuela nació la empresa mixta "Arroz del Alba", la cual sería modificada técnicamente para incrementar la producción de arroz blanco".

Al respecto reveló "que la planta en cuestión sigue produciendo arroz tipo parboleid, pero sólo aporta un 10 por ciento al abastecimiento del mercado, lo que evidencia su total fracaso".

Finalmente, dijo que con la intención de consolidarse en el mercado de insumos, el gobierno expropió a "Agroisleña", hoy "Agropatria", cuya distribución de agroquímicos ha resultado pésima e insuficiente para atender los requerimientos del sector privado.