Al menos 17 muertos deja atentado explosivo en Pakistán

Al menos 17 personas murieron y otras 43 resultaron heridas al explotar una bomba en un autobús que transportaba a empleados del gobierno en la localidad de Charsadda, cercana a Peshawar, capital de la provincia paquistaní Khyber Pakhtunkhwa.

"La bomba fue colocada en el interior del autobús. Por el momento, la muerte de 17 personas han sido confirmadas", señaló el subcomisionado de Peshawar, Zahirul Islam, reportó el canal de noticias Dawn News.

Nasir Durrani, jefe de la policía de Khyber Pakhtunkhwa, en el noroeste de Pakistán, comentó a la prensa que la bomba, activada a control remoto, fue colocada en la parte trasera del autobús, que transportaba a trabajadores del gobierno que iban a sus casas.

Un testigo señaló al canal de noticias GEO TV que la explosión fue tan poderosa que lanzó a varios cuerpos hacia el borde de la carretera.

Un video de la televisión local mostró la parte trasera del autobús reducida a un amasijo de hierros retorcidos por la fuerza de la explosión.

De acuerdo con las informaciones iniciales el autobús, que transportaba a unos 70 empleados, recorría su ruta cerca de Gulbaila en la carretera de Charsadda cuando tuvo lugar la explosión.

"El objetivo del ataque eran las autoridades. Estos autobuses suelen ser alquilados por el gobierno para el transporte de sus empleados", aseguró un alto mando de la policía de Peshawar.

La policía y los equipos de rescate llegaron al lugar del atentado y nueve cadáveres fueron trasladados al Hospital Lady Reading de Peshawar, mientras que ocho cuerpos fueron llevados a un hospital del gobierno en Charsadda.

Peshawar se encuentra en el borde de las zonas tribales de Pakistán, santuario de Al Qaeda y militantes talibanes en el país.

La ciudad ha sido testigo de frecuentes ataques de militantes radicales islámicos en los últimos años, con objetivos que van desde civiles y policías a otros agentes de seguridad.