Greenpeace anuncia que apelará decisiones de tribunal ruso

El grupo ecologista Greenpeace anunció hoy que apelará las decisiones de un tribunal ruso que sentenció a a prisión preventiva a 22 de los 30 activistas detenidos en aguas del Ártico que protestaban en una plataforma petrolífera.

El tribunal de la ciudad de Murmansk, en el Ártico ruso, también prorrogó la detención de otros ocho activistas por 72 horas en espera de una nueva audiencia, reportó la agencia rusa de noticias RIA Novosti.

Guardias fronterizos rusos interceptaron a los activistas el pasado 18 de septiembre cuando intentaban escalar la plataforma petrolífera.

Autoridades rusas tomaron el barco de Greenpeace al día siguiente y lo remolcaron con la tripulación a bordo al puerto ártico de Murmansk.

El tribunal condenó a los activistas a dos meses de prisión por supuestamente tratar de apoderarse de la plataforma petrolera.

Los activistas, que proceden de un total de 18 países, están detenidos en espera de una investigación de "piratería", pero Greenpeace argumenta que era una protesta pacífica legal.

La plataforma, que pertenece a una filial petrolera de la estatal de gas Gazprom, es la única en el mundo que realiza trabajos de perforación en el Ártico, una zona de grandes recursos naturales.

Los 30 activistas de Greenpeace viajaban en el rompehielos "Arctic Sunrise" y desde allí intentaron escalar la plataforma petrolera de Gazprom, en el mar de Pechora, para alertar sobre el peligro que la actividad implica en esa zona, rodeada de tres reservas naturales.

Todos los tripulantes del Arctic Sunrise pueden afrontar cargos de piratería en el marco de la investigación penal abierta por el Comité de Instrucción (CI), pese a que el presidente ruso Vladímir Putin reconoció esta semana que los activistas no son piratas.

La organización recordó que durante "la acción de protesta pacífica no se usó la violencia, no hubo asalto ni apropiación de bienes ajenos, ni tampoco intento de hacerse con el control sobre un navío", por lo que no tiene sentido la causa penal por piratería abierta por el CI.