IFE declara infundada queja contra el PRI por presunta compra de votos

El Consejo General del IFE declaró infundada la acusación presentada por los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) contra el PRI por la presunta compra y coacción del voto en el pasado proceso electoral federal de 2012.

En sesión extraordinaria, los consejeros determinaron sin embargo abrir dos procedimientos oficiosos para determinar la veracidad o no de las declaraciones de dos ciudadanos en el sentido de que fueron presuntamente beneficiados con tarjetas bancarias.

El consejero presidente del organismo, Leonardo Valdés Zurita, defendió el trabajo efectuado por la Unidad de Fiscalización al recordar que "una golondrina no hace verano", e incluso rechazó la propuesta plasmada en la reforma política-electoral que presentó el PRD en el sentido de desaparecerla.

"Me da la impresión de que tenemos que ser mucho más cuidadosos, mucho más rigurosos para valorar en conjunto y de manera integral el trabajo de la Unidad de Fiscalización", dijo el consejero presidente del Instituto Federal Electoral (IFE).

Manifestó su preocupación por el planteamiento de volver al esquema de conformar una comisión de integrantes del Consejo General y desaparecer la Unidad de Fiscalización, que cuenta con la facultad de trascender los secretos bancario, fiduciario y fiscal.

"No veo cómo una Comisión de consejeros pueda tener en sus manos esa responsabilidad (de fiscalización)", anotó, por lo cual llamó a valorar mantener la facultad del IFE para trascender el secreto bancario, fiscal y fiduciario "y, en consecuencia mantener esa Unidad".

El consejero del Poder Legislativo ante el IFE, el panista Javier Corral Jurado, discrepó con Valdés Zurita, al sostener que las diligencias no se realizaron en tiempo y forma.

Detalló que de 11 coordinadores territoriales del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la Unidad de Fiscalización sólo realizó la diligencia a uno de ellos, de 117 enlaces distritales, sólo se localizaron a 23 y de tres mil 34 representantes generales, únicamente dos mil 116 fueron ubicados.

Para el consejero Benito Nacif, "aún una vena está abierta" con los testimonios de los ciudadanos Raúl García García y Nabor Morales García, que dijeron haber recibido tarjetas bancarias, y que en ellas presuntamente se les depositó dinero para participar como representantes de casilla del PRI.

De acuerdo con el consejero, "ese hallazgo le corresponde originalmente a la Unidad de Fiscalización y con el pasar del tiempo se combina con otros hechos", como que las tarjetas no estén incluidas en el informe de ingresos y gastos ordinarios del partido tricolor.

El representante del PAN ante el IFE, Rogelio Carbajal, aseveró que los mexicanos tienen derecho a saber las operaciones realizadas por el tricolor "y a no quedar simplemente en una negativa porque no hay mayores elementos".

A su juicio, los elementos están puestos en la investigación. "Primero por la afirmación indubitable y por los números de cuenta que están referidos por las personas que afirman haber recibido esos recursos a través de esos dos números de cuenta".