Regulación de drogas es cuestión de decisión: González Placencia

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Luis González Placencia, consideró que la regulación de las drogas no sólo consiste en la despenalización, sino en generar un sistema que contribuya a que los ciudadanos tomen decisiones con responsabilidad y libertad.

"La decisión de regular las drogas implica no sólo la despenalización del mercado, sino construir los mecanismos para que se pueda tener un soporte en términos de salud, apoyo social e información bien dirigido, que abone a la construcción de ciudadanos capaces de tomar decisiones con responsabilidad y libertad", indicó.

Durante su participación en el foro tricameral "De la prohibición a la regulación: nuevos enfoques en política de drogas", el ombudsman capitalino manifestó que esta es una gran oportunidad para la discusión del tema, sin embargo se debe tener claro "que los cambios culturales son mucho más complejos que los cambios legales", dijo.

A su parecer, se está ante la posibilidad de construir el discurso desde los derechos humanos, lo que significa hacerlo desde una perspectiva en que el tema no se ve sólo en relación con las drogas, sino con lo que significa un Estado que asume como eje de su política pública el respeto a los derechos humanos.

"El gran reto para un enfoque de derechos humanos está en el enfoque de poder construir ciudadanos que sean capaces de tomar decisiones libres", reiteró el ombudsman capitalino.

Subrayó que en la actualidad se cuenta con mayor información de las consecuencias que se tienen de la prohibición de las drogas, misma que muestra un número importante de personas que han muerto, que han sido desplazados, desaparecidos, y un mayor número de drogas y mercados ilícitos.

"Lo cual es paradójico si se recuerda que en aquel momento, los años 80, uno de los argumentos para la prohibición tenía que ver con la intención de salvar vidas", refirió.

Expuso que la prohibición no sólo no redujo la cantidad de droga que circula, sino que se permitió que se diversificaran los tipos de estupefacientes y el propio mercado de narcóticos.

González Placencia manifestó que desde la fase de la prohibición hay más presos en las cárceles y una problemática que está relacionada con los nuevos delitos que se cometen desde el interior de las prisiones, por lo que consideró que el resultado de esa política ha sido negativo.