Plantean nueve años de cárcel por uso de explosivos en manifestaciones

Diputados del Partido Acción Nacional (PAN) presentaron una iniciativa de ley que plantea castigos desde siete y hasta nueve años de prisión sin derecho a fianza, a manifestantes que causen desmanes con sustancias tóxicas o explosivas como bombas molotov.

En entrevista, el diputado Jorge Sotomayor Chávez explicó que en esta iniciativa de ley, que se publicitó en el pleno y se envió directamente a la Comisión de Justicia, se redujo la propuesta de cárcel de 20 a nueve años de cárcel.

Recordó que en marzo de este año se presentó la misma iniciativa para reformar el Código Penal del Distrito Federal que establecía una sanción de hasta 20 años de cárcel contra quien ejerciera violencia en las protestas con el uso de sustancias explosivas.

Sin embargo, la pena de siete años de reclusión puede elevarse a nueve si el agresor cubre su rostro con una capucha, máscara o pañuelo para no ser identificado, pues dicha condición y portar explosivos determinan la intención de provocar violencia, precisó.

"Se castigan los excesos en manifestaciones, es decir, a aquellas personas que utilizando sustancias tóxicas, inflamables o explosivas agredan y rompan el orden público, la paz pública en agravio de personas, sus bienes o contra los servicios".

"Y hay una agravante de responsabilidad cuando esto se haga con el rostro cubierto con la finalidad de no ser identificados", expuso.

La bancada panista está a favor del derecho a la libre manifestación, pero no de los abusos que cometen algunos de los que participan en de protestas de esa índole, aseveró Sotomayor Chávez.

La violencia en las manifestaciones es cada vez más grave y con consecuencias más lamentables. "De hecho podemos concluir que tenemos por lo menos una manifestación violenta al mes", refirió.

El proyecto, abundó el panista, pretende recoger el espíritu del Artículo 362 del Código Penal del Distrito Federal para revivir el delito "contra la paz pública" que fue modificado por la Asamblea Legislativa el año pasado.

Lo anterior, indicó, permitió salir bajo fianza a los detenidos por los destrozos en la ciudad de México el 1 de diciembre de 2012.