México no está preparado para legalizar ciertas drogas: Aureoles

El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) en San Lázaro, Silvano Aureoles Conejo, reconoció que México todavía no está preparado para legalizar ciertas drogas como la mariguana.

Al participar en la inauguración del Foro Tricamaral "De la prohibición a la regulación: nuevos enfoques en política de drogas", dijo que hay muchas voces a favor de legalizar algunas drogas, empezando por la mariguana, sin embargo opinó que "también podría ser que se agudizara el problema de producción, de consumo y, eventualmente de violencia".

Al respecto, el coordinador de los senadores del PRD consideró que en el país no existe la infraestructura suficiente para atender los problemas sociales o para un adecuado cumplimiento de la ley, ni existe un programa integral de atención a las adicciones y los presupuestos que se destinan a ello son limitados.

No obstante, indicó que no se debe "satanizar" la propuesta de legalizar algunas drogas, pero señaló que antes es necesario reconocer la problemática que vive el país con respecto a la producción y consumo de las mismas.

Además de mantener la discusión, sobre todo por la violencia que se asociada al tema, "el Estado no tiene capacidad para enfrentar el fenómeno", opinó el legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

"Debe priorizarse el debate en el tema de la legalización de las drogas y considerarse todos los aspectos que pudieran impactar a la sociedad y, a partir de ahí, tomar las decisiones correspondientes", afirmó el diputado federal.

Aureoles Conejo puntualizó que es evidente que las políticas públicas relacionadas con las drogas deben ser revisadas, ya que la cárcel, la criminalización y la estigmatización de los consumidores no han sido las mejores alternativas para hacerle frente al problema.

Por su parte, el vicepresidente de la Cámara de Diputados, el priista Francisco Arroyo Vieyra, subrayó la importancia de discutir el origen, desarrollo y futuro del consumo de los enervantes y la permisibilidad o no respecto a su consumo.

Al respecto reconoció que se debe poner el tema sobre la mesa y discutirlo en el Congreso de la Unión, además de ver por la vida y la realización personal de miles de jóvenes que están inmersos en este tema.

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) afirmó que se debe abordar el tema "para tener un claroscuro de las bondades o no de un prohibicionismo, o de las bondades o no de abrir los cauces de libertad en este sentido".

Se debe analizar, también, cómo el fenómeno de los enervantes puede abrir la puerta a otros fenómenos de la delincuencia organizada que pueden ser "mucho más crueles y más perversos", como el secuestro, la trata de personas, tráfico de órganos y delitos contra el patrimonio de los mexicanos, expuso.

Arroyo Vieyra aseveró que el Congreso de Unión debe escuchar a la parte de la sociedad mexicana que impulsa la despenalización de algunas drogas, y, si es necesario, abordar la discusión en los rubros de la legislación penal o procesal penal.

En ese sentido, consideró que "lo peor que le puede pasar a un Congreso es cerrar los ojos, cerrar los sentidos, a un fenómeno que está ahí, y que le está costando a la sociedad mexicana, muy caro, en una lucha que, a veces, parece que estamos perdiendo".

En su oportunidad, Fernando Belaunzarán Méndez, organizador del foro y quien impulsa una iniciativa para regular la producción, comercialización y consumo de la marihuana, insistió en la necesidad de una nueva estrategia más inteligente para enfrentar el problema de las drogas y sus secuelas en la seguridad pública.

Reconoció que la despenalización de ciertas drogas no acabará de manera milagrosa con el problema del crimen organizado, pero dijo que sí los podría atenuar, ya que "gran parte del poder de estas organizaciones se debe al tremendo lucro de este negocio, precisamente porque está prohibido".

El el diputado del PRD aseveró que el mercado negro hace que las ganancias del crimen se multipliquen, lo que le permite tener una gran capacidad en armamento y corromper al Estado y confrontarlo. Aclaró que regular ciertas drogas no significa promover que se consuman.

Durante el foro tricamaral, que hoy por la mañana se realizó en la Cámara de Diputados, por la tarde en la Asamblea Legislativa, y mañana en el Senado, diputados del PRD y PRI señalaron la necesidad de discutir y analizar la despenalización de drogas y su impacto en la sociedad. En él participan diputados, senadores y legisladores del Distrito Federal.