Expone presidente Pérez Molina avances de Guatemala ante ONU

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, expuso hoy los avances de su administración en materia de combate a la desnutrición, al intervenir en la 68 Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONI).

En su segunda participación en los debates de la Asamblea General desde que asumió en enero de 2012, el mandatario expuso también logros en los rubros de seguridad y reducción de casos de muertes violentas, así como en la macroeconomía.

En política exterior, resaltó el objetivo de la prosperidad y la justicia, por lo cual "deseamos una alianza tripartita con México y Estados Unidos" que propicie el desarrollo de Guatemala y de la región centroamericana, dijo.

Detalló acciones del Pacto Hambre Cero, dirigido a reducir de manera significativa la desnutrición, que afecta a casi 50 por ciento de los niños guatemaltecos de cero a cinco años de edad.

La lucha contra el hambre y la desnutrición, la seguridad, paz y justicia, y el crecimiento económico son los principales ejes del gobierno del presidente Pérez Molina, de cuyos progresos habló ante la ONU.

Destacó que gracias al Pacto Hambre Cero y a las acciones en prestación de servicios de salud, su gobierno redujo los índices de mortalidad infantil a la mitad.

"En esta lucha contra el hambre, hemos logrado reducir la mortalidad infantil por causa de la desnutrición en un 50 por ciento", y establecimos "un sistema de monitoreo que nos permite conocer el estado nutricional de cientos de miles de niños menores de cinco años".

Expuso la meta de su gobierno de bajar al menos en diez por ciento la prevalencia de la desnutrición crónica infantil al finalizar su administración en enero del 2016.

"Queremos que los niños estudien tanto tiempo como se lo propongan, y no menos de nueve años. Debemos nutrir a los menores para que puedan estudiar y debemos de darles estudios para que puedan progresar en su vida adulta", añadió.

En su discurso resaltó la reducción en 25 por ciento de la impunidad en muertes violentas desde 2009 hasta 2013, y reconoció el papel de la comisión de la ONU que colabora en la lucha contra el crimen organizado en Guatemala.

"La seguridad ha sido un desafío generado por nuestro gobierno al prevenir la violencia. Estamos lejos de lograr las metas trazadas, pero nuestros avances demuestran que se tiene capacidad para desarticular bandas" del crimen, afirmó.

En materia de creación de empleos, destacó que el número de afiliados al sistema de seguridad social -lo que implica nuevos puestos de trabajo formal- ha crecido en 27 por ciento en el primer semestre de 2013 respecto del año pasado.

"Esto significa que se están creado más empleos formales en la economía, y al mismo tiempo podemos posicionar a nuestro país como uno de los líderes en mejorar el clima de negocios y el fomento en la inversión", puntualizó.