Llaman a diseñar políticas para prevenir migración de mexicanos

El diputado Silvano Aureoles subrayó la importancia de atender la problemática de la migración, hacer leyes que protejan a los migrantes y lograr que los gobiernos construyan políticas públicas para mantener a los mexicanos en sus lugares de origen.

Al inaugurar la IV Asamblea Ordinaria del Consejo Parlamentario Regional sobre Migraciones (Coparem), el presidente de la Junta de Coordinación Política de la cámara baja señaló que México es un país con alto grado de migración y que los estados con índice más alto de expulsión son Zacatecas y Michoacán.

Precisó que Zacatecas ocupa el primer lugar, con 50 por ciento de su población en Estados Unidos, mientras Michoacán tiene 4.5 millones de migrantes que abandonaron sus tierras y su familia para buscar las mínimas condiciones de vida.

El coordinador del grupo del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Palacio Legislativo de San Lázaro aseguró que México comparte con Guatemala, El Salvador, Honduras, República Dominicana, Panamá y Costa Rica la preocupación e interés sobre los temas migratorios.

Indicó que se tiene el propósito de impulsar leyes que garanticen la protección de los derechos de millones de migrantes que comparten el continente, particularmente México y Centroamérica, y también políticas públicas que den certidumbre a su bienestar, su desarrollo y la defensa de sus derechos.

La presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios, Amalia García Medina, señaló que en la integralidad con esos países se darán los pasos para abordar las causas del fenómeno, las consecuencias y las necesidades que se tienen a nivel región para atender a los migrantes.

Aseguró que en el Congreso de la Unión se ha insistido en la pertinencia de tener una visión regional y en que es necesario actuar de manera coordinada.

"Se deben armonizar las leyes con una sola visión y contenido que tengan que ver con la defensa y la protección de los derechos humanos de los migrantes", dijo.

Recalcó que la migración no es un fenómeno individual o una decisión aislada de cada persona, "es un fenómeno social y económico que tiene causas que deben ser abordadas por los estados nacionales y llevarlos a incluir acuerdos".

García Medina expuso que en México se han hecho reformas a la Ley de Migración, que en su momento significaron avances porque permitieron hacer visible a los migrantes y su causa, sin embargo todavía hay mucho que cambiar por eso se inició un proceso de iniciativas que propicien acciones en su beneficio.

A su vez, la coordinadora del grupo legislativo de Nueva Alianza, María Sanjuana Cerda Franco, indicó que las migraciones son procesos complejos, no sólo porque están determinados por razones económicas, políticas o por conflictos y riesgos de naturaleza múltiple sino por el significado que tienen para las personas que se ven obligadas a desplazarse para buscar mejores condiciones de vida, protección, reintegración familiar o asilo.

Reconoció que el Coparem se destaca por los grandes impulsos a la integración de una perspectiva trasnacional sobre las migraciones, tal y como lo exige un fenómeno social que se extiende, la mayoría de las veces, más allá de las fronteras.

A través de este organismo, durante cuatro años se ha articulando una concepción regional de los problemas vinculados a las migraciones que es sumamente valiosa, y se ha confirmado la pertinencia de poner el acento en los derechos humanos.

Afirmó que los objetivos que se persiguen son la armonización de las leyes migratorias, la atribución de presupuestos específicos para cada rubro, dar vigencia a las normas jurídicas de cada país, y la instrumentación de sistemas de documentación que permitan aportar una identificación básica a la población migrante.

También establecer sanciones ejemplares a quienes perpetren violaciones a los derechos humanos.

La presidenta de la Comisión de Asuntos Migratorios del Senado de la República, Ana Gabriela Guevara Espinoza, subrayó que es necesario construir más herramientas legislativas para este tema, y consideró que después de esta visita se lograrán resultados y cambios de visión.

A su vez, el presidente pro témpore del Coparem, diputado hondureño Mario Barahona, destacó la necesidad de una campaña que comience en Honduras para advertir a todos los centroamericanos que cruzan por el país sobre los peligros y sus derechos, porque muchos migrantes no los conocen.

Agregó que es necesaria una campaña de prevención para que la gente entienda que, aparte de sus derechos, "este sueño tiene algunas complicaciones. A muchos les cuentan la historia de un mañana mejor, pero no tienen esa información".

Las mujeres y los niños migrantes son los más propensos a las violaciones de derechos humanos en el recorrido, subrayó.

La directora general de Sin Fronteras IAP, y secretaria técnica de Coparem, Nancy Pérez García, expuso que el desarrollo de este organismo ha permitido proporcionar un espacio clave y herramientas para desarrollar una agenda de principios y acciones requeridos para la gobernabilidad migratoria a largo plazo.

Dijo que este proceso ha contribuido a integrar a Centroamérica en un diálogo informado entre los gobiernos de la región, y a fortalecer debates nacionales para desarrollar políticas migratorias de Estado.