Diputados avalan reforma a Ley Federal de Protección al Consumidor

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó por 396 votos a favor la minuta que reforma la Ley Federal de Protección al Consumidor, para que los ciudadanos tengan la garantía de constituir grupos en defensa de sus derechos como consumidores.

El documento, que pasa al Ejecutivo para su promulgación, surgió de una iniciativa del senador Luis Walton Aburto de la Legislatura pasada, la cual fue aprobada por la colegisladora el 14 de diciembre de 2011.

La reforma adiciona la fracción XI al Artículo 1 de la Ley Federal de Protección al Consumidor para constituir grupos u otras organizaciones de consumidores que sean garantes de los derechos del consumidor.

En las consideraciones del dictamen se expone que a nivel internacional, desde 1985, la Asamblea General de las Naciones Unidas establece la libertad de constituir grupos u otras organizaciones de consumidores, como una de las directrices para la protección del consumidor.

Se señala que la reforma fortalecerá el marco jurídico de protección a los derechos de los consumidores y se considera que la modificación es congruente con las reformas aprobadas a la Ley en 2010, con el propósito de reglamentar la presentación de quejas en forma grupal por parte de asociaciones u organizaciones de consumidores.

Al fijar la postura del PVEM, Rubén Acosta Montoya, expuso que esta libertad de constituir grupos u otras organizaciones, pone a la población en una igualdad de circunstancias frente a quienes les venden productos o servicios en lo que es hoy un libre mercado, en el que deberíamos tener toda una igualdad de circunstancias.

Sin duda, resaltó, se están respetando antecedentes de derecho internacional, fundamentales en este dictamen que hoy estamos aprobando.

Añadió que también se reconoce el derecho de asociaciones u organizaciones que tengan por objeto la promoción y defensa de los derechos de los consumidores para que tengan la legitimización activa de poder promover a favor del consumidor, recursos jurídicos que protejan sus derechos.

Recordó que la mejor manera de evitar que los consumidores sean objeto de abusos es que conozcan sus derechos y que tengan información suficiente y puntual de cómo pueden ejercerlos, por lo que resulta importante fomentar la constitución de organizaciones enfocadas a este fin.

Por el PRI, el diputado Samuel Gurrión Matías, resaltó que la protección a los consumidores ha evolucionado de forma tal que hoy está inserta en el ámbito de los derechos humanos reconocidos por la Constitución.

Dijo que la reforma que se aprobó tiene por objeto proyectar el texto constitucional en la legislación reglamentaria, para hacer realidad el postulado del Artículo 28 constitucional, en el sentido de que la ley protege a los consumidores y propicia su organización para el mejor cuidado de sus intereses.

Gurrión Matías explicó que dicha reforma reglamenta de manera especializada el Artículo 9 constitucional por cuanto se refiere al derecho de la libre asociación, y refleja los compromisos adquiridos por México ante los organismos multilaterales en los que participa.

"No sólo estaremos cumpliendo con la obligación de reglamentar un derecho constitucional y de llevar a nuestro sistema jurídico un mandato emanado del máximo órgano de representación mundial, sino que habremos hecho un ejercicio de armonización que ya era necesario", resaltó.

Al fijar la postura de la bancada del PAN, el legislador Juan Carlos Uribe Padilla, consideró que el dictamen aprobado es una reafirmación de la trascendencia de las reformas que en materia de derechos humanos se han impulsado en los últimos años.

El panista mencionó que la libertad de asociación contemplada en la Constitución requería ser trasladada al ámbito del consumidor y por ello, el Legislativo debe adecuar y actualizar las normas necesarias que permitan cumplir con lo citado y otorgar a los ciudadanos formas de defender sus derechos, en este caso en su papel de consumidores.

Uribe Padilla sostuvo que la protección y defensa de los derechos del consumidor han evolucionado conforme la actividad mercantil se ha hecho más dinámica y compleja, por lo que este avance era obligado pues muchas veces era incosteable realizar un juicio por un producto defectuoso.

Además, comentó, se deben considerar los intereses difusos de un grupo, como son los consumidores y las relaciones desiguales con las grandes corporaciones proveedoras de bienes y servicios.

Permite la constitución de cooperativas de consumo con el fin de conseguir bienes y servicios de mejor calidad y un mejor precio, destacó el legislador.