Estima sector asegurador pérdidas por 75 mil mdp por Ingrid y Manuel

El sector asegurador estimó que las pérdidas que dejaron los fenómenos hidrometeorologicos Ingrid y Manuel ascenderán a 75 mil millones de pesos a nivel nacional, de los cuales la industria sólo cubriría 20 por ciento.

El director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), Recaredo Arias, comentó que de acuerdo con cálculos preliminares y las experiencias previas, las pérdidas que cubrirá el sector podrían alcanzar entre 12 mil y 15 mil millones de pesos, equivalente a mil 200 millones de dólares.

Al manifestar la solidaridad de la industria con los damnificados, comentó que este evento podría ubicarse como el segundo o tercero mas costoso para la industria.

Arias recordó que el paso del huracán Wilma por territorio mexicano en 2005 costó dos mil 344 millones de dólares, mientras que las afectaciones que ocasionó Gilberto en 1997 sumaron mil 373 millones, por lo que los fenómenos de septiembre podrían ubicarse a la par de este último, según cifras preeliminares.

En conferencia de prensa, agregó que hasta el momento, en el rubro de autos se reportaron más de 600 casos en los estados afectados por Ingrid y más de mil 200 reclamos en las entidades afectadas por Manuel.

"Estimamos alrededor de cuatro mil vehículos asegurados dañados, lo que podría estar representando un impacto de 150 millones de pesos", agregó Arias.

En el rubro de daños, el sector contabilizó 345 reportes de solicitudes de indemnización que representarán dos mil 400 millones de pesos afectados por Ingrid, y 450 casos por indemnizaciones por cuatro mil 400 millones de pesos en estados donde pegó Manuel.

Resaltó que el sector asegurador está comprometido para cumplir con sus compromisos e indemnizar todo lo que está previsto en nuestros contratos.

"Somos solventes, tenemos las reservas y tenemos los recursos de capital para hacer frente a todos los daños que vengan", subrayó el director general de la AMIS.

Asimismo, destacó que se tienen todos los mecanismos de reaseguro para cumplir todos nuestros compromisos y tenemos los recursos para cumplir con dichos compromisos.

Añadió que en el caso de Wilma, el sector asegurador tardó 18 meses en hacer todas las liquidaciones, después del proceso de valoración y hacer el ajuste, "en este caso nosotros estimamos que puede ser un poco menos por el tipo de daños que hay".