Pide magistrada ir más allá de "cuotas de género"

La magistrada María del Carmen Alanis Figueroa, del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), aseguró que la paridad no es abuso, es el ejercicio de los derechos político-electorales.

En el marco del 60 Aniversario del Voto de las Mujeres en México que se realiza en el Archivo General de la Nación (AGN), opinó que las cuotas de género no son suficientes para lograr la igualdad entre mujeres y varones, por lo que se deben incluir en la Constitución los principios de paridad y alternancia.

De acuerdo con un comunicado, se pronunció por un nuevo contrato social basado en la universalización de derechos, incluidos los políticos.

"En nuestro país se debe ir más allá de la idea de establecer cuotas del 50 por ciento en los parlamentos. Lo que se necesita es encontrar la representación igualitaria en las instituciones y organismos en donde se toman las decisiones", señaló.

Comentó que han transcurrido casi 225 años desde que la Revolución Francesa proclamó los ideales de libertad, fraternidad e igualdad, sin que esta última se haya logrado reflejar en las posibilidades de acceso de las mujeres al poder público.

Pareciera que "la apuesta por la paridad es abusiva o excesiva, pero no es así. La paridad no es abuso, es el ejercicio de los derechos político-electorales, por eso no podemos seguir permitiendo que para la mitad de la población del mundo el ejercicio de ese derecho fundamental siga siendo una aspiración incumplida", anotó.

Al participar en la mesa sobre "Paridad en la toma de decisiones", Alanis Figueroa planteó incorporar al Artículo 1 constitucional la posibilidad de introducir medidas compensatorias.

También propuso establecer los principios de paridad de género, alternancia y rotación en la conformación de todos los cuerpos colegiados de toma de decisiones en México.

Ante legisladores, funcionarios, investigadoras y legisladores, explicó que la postulación de candidatos a diputados y senadores por ambos principios se deberá realizar atendiendo a los principios de paridad y alternancia.

"Con ello se garantizaría que 50 por ciento de los escaños fuera para las mujeres", explicó.

Lo mismo, apuntó, debe ocurrir en la conformación de los Congresos locales y en la elección de integrantes de los cabildos; para ello, es necesario modificar el Artículo 115 de la carta magna.

"Por eso creo que no pedimos mucho quienes creemos que vale la pena establecer las normas que sean necesarias para que se otorgue a las mujeres la mitad de los espacios públicos", agregó la magistrada.

En la mesa del foro participaron también el diputado Ricardo Anaya, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, y la diputada Martha Lucía Micher; así como Leticia Bonifaz, del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).

Además María Elena Álvarez, del Partido Acción Nacional (PAN), y Elva Rivera Gómez, de la Universidad Autónoma de Puebla.