Aprueba Senado de EUA iniciativa de ley para reformar la OEA

El Senado estadunidense aprobó hoy una iniciativa de ley para reformar la Organización de Estados Americanos (OEA), que busca hacer más equitativa la carga financiera para los países miembros y reducir la carga de mandatos.

La iniciativa de ley plantea que los nuevos mandatos que reciba el organismo hemisférico respondan a necesidades reales, sin generar cargas financieras adicionales.

"Cualquier nuevo mandato a la OEA deberá ser aceptado por los Estados miembros después de un análisis formal sobre los costos financieros asociados, de sus ventajas comparativas y cómo impulsan su misión central", señaló la iniciativa.

La iniciativa respalda muchas posiciones sobre las que el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, se ha pronunciado, como la tendencia de incorporar nuevos mandatos a la OEA sin agregar nuevos recursos a su presupuesto regular.

Fuentes de la OEA consultadas por Notimex resaltaron esta coincidencia, aunque insistieron que el mandato para su reforma no es exclusivo de un país sino de los 35 que componen la organización.

"La OEA está estudiando con mucho interés esta resolución", indicó una fuente que pidió mantener el anonimato.

La iniciativa estadunidense considera que la OEA acepta nuevos mandatos "en una ausencia de claridad en sus prioridades y una pérdida de enfoque institucional", con lo que el organismo "ha visto disminuida su efectividad".

El senador demócrata Robert Menéndez, autor de la iniciativa, afirmó: "quiero ver a una OEA vigorizada impulsando la democracia representativa, fomentando el crecimiento económico significativo, y defendiendo la paz, la seguridad, el derecho de estado y los derechos humanos en las Américas".

Dado que la Cámara de Representantes aprobó ya su versión, la iniciativa será turnada ahora al presidente Barak Obama para su promulgación.

La iniciativa busca igualmente que la carga financiera sea más equitativa entre los estados miembros, dado que en la actualidad un puñado de países encabezados por Estados Unidos aportan más del 60 por ciento del presupuesto regular de gastos.

Esta lista la completan Canadá, Brasil, México y Colombia.

La iniciativa establece que "ningún estado miembro deberá pagar más del 50 por ciento de las cuotas de la organización".