Cámara de Diputados aprueba reformas a ley de la CNDH

La Cámara de Diputados aprobó con 415 votos la minuta que reforma la Ley de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que los integrantes de su Consejo Consultivo puedan manifestar por escrito al Senado o a la Comisión Permanente su deseo de ser ratificados para un segundo periodo.

Dicha manifestación de interés deberá presentarse antes de que concluya el periodo de inscripción de candidaturas que haya determinado la convocatoria respectiva y los interesados podrán ser considerados en los mismos términos que los demás participantes.

La minuta, surgida de una iniciativa presentada en noviembre de 2012 y avalada por el Senado en abril de 2013, adiciona un último párrafo al Artículo 17 de la Ley de la CNDH y fue remitida al Ejecutivo federal para su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

Con la modificación a la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se suprime el texto vigente que señalaba que anualmente serán sustituidos los dos consejeros de mayor antigüedad en el cargo, salvo que fuesen propuestos y ratificados para un segundo periodo.

En las consideraciones, el dictamen expone que en el texto actual existe una laguna en la ley que deviene falta de certidumbre jurídica para los miembros del Consejo Consultivo de la CNDH que deseen ser tomados en cuenta para una eventual ratificación de su cargo.

Subraya que la adición propuesta fortalece un esquema de desarrollo profesional en beneficio de las actividades a cargo del Consejo Consultivo y del propio organismo y se adopta una postura que permitirá ponderar la experiencia y el desempeño en ese cargo.

A nombre del Partido Acción Nacional (PAN) la diputada Guadalupe Mondragón González, señaló que la CNDH ha transitado, desde que se creó en 1990, "por un largo camino" pues pasó de órgano desconcentrado a la Secretaría de Gobernación a organismo descentralizado en 1992 dentro de la reforma que le dio rango constitucional.

Sin embargo, dijo, en 1999 se da la modificación más importante a su naturaleza jurídica, ya que se le dotó de autonomía de gestión y presupuestaria, con lo cual esta institución pasó de un organismo de la administración federal a un órgano autónomo de Estado.

La legisladora panista aclaró que la autonomía no debe ser únicamente desde la gestión y el presupuesto sino que va a más allá, "la autonomía, y más en el caso del ombudsman, requiere de personas que estén comprometidas y que sepan responder a la sociedad, sobre todo cuando lo que está en juego es la defensa y la protección de los derechos humanos de los habitantes de este país".

Por ello, destacó que con esta adición se garantiza que los consejeros que reúnan las condiciones necesarias podrán solicitar al Senado de la República su ratificación por escrito.

En este marco, recordó que los consejeros tienen a su cargo las funciones de establecer los lineamientos generales de actuación de la CNDH, aprobar el reglamento y otras normas de carácter interno, opinar sobre el proyecto de informe anual del presidente y opinar sobre el proyecto de presupuesto para el ejercicio del año siguiente.

A través de este procedimiento, subrayó, se refuerza la institución del ombudsman en su totalidad, toda vez que se asegura la permanencia de quienes ya han cubierto un periodo y tienen experiencia suficiente en el cargo, lo que redunda en una toma de decisiones más justa, más adecuada y con mayor conocimiento de las circunstancias.

A nombre del Partido Verde intervino el legislador Carlos Octavio Castellanos Mijares, quien expuso que con este dictamen "se da un respaldo moral a la institución", al asegurar la presencia calificada de consejeros con experiencia y con un desempeño limpio y digno a su cargo.

Además, dijo, colabora a solucionar un problema de inseguridad jurídica cuyo origen data en la falta de precisión para determinar quién podría solicitar la continuidad de algún integrante del consejo consultivo de la comisión.

La modificación propuesta, abundó, transciende a lo legal instaurando entre otras esferas sociales como los derechos humanos, la dignidad de las personas, el derecho de la sociedad, lo que fortalece a la comisión en su noble tarea.

Al fijar la postura de Nueva Alianza, René Fujiwara Montelongo, expresó que el Consejo Consultivo de la CNDH constituye un elemento vital en el funcionamiento del órgano rector en materia de derechos humanos pues funge como el mecanismo de vigilancia en la actuación y en el desempeño del ombudsman de la nación.

La importancia de esta instancia, apuntó, radica en la integración del mismo (Consejo Consultivo), ya que en su conformación se encuentran 10 ciudadanos mexicanos de reconocido prestigio dentro de la sociedad; su presencia en el consejo es fundamental para el funcionamiento eficaz de la institución.

Otro aspecto relevante de este Consejo, abundó el legislador, consiste en que cuando menos siete de los consejeros no deben desempeñar ningún cargo en el servicio público.