Solicita AI a autoridades chiapanecas dar atención médica a activista

Amnistía Internacional (AI) llamó a las autoridades de Chiapas a asegurar la atención médica para Adela Gómez Martínez, quien se encuentra presa en el Centro de Reinserción Social de Sentenciados Número 14, ubicado en El Amate de Cintalapa.

El organismo internacional recordó en un comunicado que el 15 de agosto, policías federales y municipales detuvieron a la activista y otras tres personas sin que existiera una orden judicial, siendo "golpeados, insultados y amenazados" por los agentes.

"Adela Gómez no ha recibido atención médica adecuada durante su reclusión, a pesar de que sufre una grave enfermedad crónica que le afecta los huesos y requiere tratamiento médico específico. También tiene una quemadura de segundo grado en la mano izquierda, sufrida antes de su detención", detalló la organización no gubernamental.

La activista y su esposo Noé Hernández Caballero, también detenido, pertenecen a la Organización Nacional del Poder Popular (ONPP), quienes realizan activismo de base en ese estado de la República.

Recordó que ese día también fueron detenidos Tania Itzael Rincón Gómez y Pável Marx Hernández Gómez, quienes posteriormente fueron liberados; ambos señalaron que sufrieron maltrato y amenazas durante el tiempo que estuvieron retenidos.

Amnistía Internacional llamó a las autoridades a que se garantice la atención médica de Adela Gómez, así como a investigar de manera inmediata e imparcial su detención y las denuncias de maltrato sufrido durante su detención.