Encharcamientos en DF por déficit de 150 m3 por segundo en drenaje

Los encharcamientos que a diario ocurren en algunas partes de la ciudad de México, en temporada de lluvias, son resultado de un déficit de 150 metros cúbicos sobre segundo en el drenaje urbano, opinó Walter Iván Paniagua Zavala.

El integrante de la Sociedad Mexicana de Ingeniería Geotécnica, lamentó que ocurra este problema en el drenaje pluvial, cuando debieran hacerse esfuerzos por captar el agua para utilizarla en la recarga de los acuíferos.

En la Universidad Iberoamericana, en donde participó en el Foro "Ingeniería civil en la Ibero: 60 años formando ingenieros civiles para el desarrollo de México", consideró fundamental atender la situación.

En su ponencia "Cimentaciones profundas en la ciudad de México al inicio del siglo XXI", el egresado de esa casa de estudios enfatizó que el drenaje profundo es tan importante y vulnerable que, si se tapara, "se vuelve a formar el lago de Texcoco en una temporada de lluvias.

Sin embargo, precisó en un comunicado, para que el Distrito Federal esté en riesgo de inundarse tendrían que presentarse fallas en algunas de las obras de drenaje más importantes de la ciudad, como el Gran Canal de desagüe, el Túnel Emisor Oriente o el Emisor Central.

"Lo que desafortunadamente sí se tiene son algunas otras zonas de riesgo asociadas a las precipitaciones, concretamente las barrancas, donde llegan a presentarse deslaves o crecientes de agua que afectan a quienes viven en esos lugares", dijo.

Por otra parte, el especialista en geotecnia, rama de la ingeniería civil dedicada al estudio de mecánica de suelos, recordó que el bombeo profundo de agua que se hace en el Valle de México provoca hundimientos generalizados en toda el área metropolitana, fundamentalmente en la llamada zona del lago.

Esos hundimientos afectan a edificaciones e incluso a instalaciones de servicios de gas natural o teléfono, advirtió.