Dispuesta SHCP a escuchar argumentos sobre reforma hacendaria

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) está dispuesta a escuchar argumentos e incluso rectificaciones sobre la propuesta de reforma hacendaria, pero ésta tiene que tener un sentido social y su prioridad debe estar en los que menos tienen, subrayó su titular, Luis Videgaray Caso.

Al comparecer ante el pleno del Senado de la República con motivo de la glosa del Primer Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y la propuesta de reforma hacendaria, el funcionario expresó que en toda democracia el debate de los impuestos siempre genera controversia.

"Es justo y es natural que deban escucharse todas las voces, y nunca en un debate sobre los impuestos se logra en una democracia la unanimidad", argumentó el encargado de las finanzas públicas en su exposición inicial ante los senadores.

En este contexto, dijo, el presidente Enrique Peña Nieto ha dado a la SHCP una instrucción puntual y clara: escuchar todas las voces, y por ello funcionarios de la dependencia se han reunido con los representantes del sector laboral, agropecuario, empresarial y con los legisladores.

Mencionó que en este momento están trabando de forma estrecha con las distintas comisiones dictaminadoras de la Cámara de Diputados encargadas del paquete económico y la reforma hacendaria para asegurar que se tenga "el mejor paquete económico para México", y confió en que también se logrará un diálogo productivo y serio con el Senado.

La Secretaría de Hacienda, dijo, está en toda la disposición de escuchar argumentos, y habrá de expresar su opinión al Congreso, "cuando con argumentos de mérito y con cifras se le propongan mejores alternativas e, incluso, una rectificación a elementos específicos de esta reforma", que el Ejecutivo propuso el pasado 8 de septiembre.

Manifestó que esa es la obligación de un gobierno democrático en el México de hoy, sin embargo, subrayó, "la convicción del gobierno de Enrique Peña Nieto es clara: la reforma tiene que tener un sentido social; el objetivo, la prioridad de esta reforma debe estar en aquellos que menos tienen".

Videgaray Caso apuntó que se busca una reforma que establezca seguridad social, que introduzca progresividad en los impuestos para cumplir con lo establecido en la Constitución, que los impuestos sean proporcionales y sean equitativos.

Señaló que la reforma hacendaria y de seguridad social contiene tres elementos fundamentales: establecer un sistema de protección social universal; una reforma tributaria que sea justa, simplifique los impuestos y dé transparencia en el ejercicio del gasto; y un paquete que impulse de manera decidida e inmediata el crecimiento económico.

Luego de exponer a los senadores el contenido de la reforma hacendaria, reiteró que ésta no propone IVA en medicinas y alimentos porque es lo justo, porque las familias más pobres de México destinan más de la mitad de sus ingresos a los alimentos y a las medicinas.

Además, porque en estos momentos México requiere un impulso decidió para el crecimiento económico, y una contracción en el consumo que implicaría una medida de esta naturaleza en nada ayudaría para acelerar el crecimiento y la creación de empleos.

Expuso que en el paquete económico para 2014 se busca dar un impulso decidido al crecimiento, en primer lugar, porque las prioridades de gasto para el presupuesto del año próximo están en la infraestructura, educación y lo que puede generar crecimiento en el corto y largo plazos.

El funcionario federal precisó que el crecimiento del gasto en servicios personales es únicamente de 1.0 por ciento comparado, por ejemplo, con el crecimiento en inversión en Comunicaciones y Transportes que supera el 50 por ciento.

Explicó que se ha propuesto a la Cámara de Diputados el ampliar la meta de déficit para este año, con el objetivo de que en el último trimestre del año se tenga que hacer una reducción en el gasto público ante el menor crecimiento de los ingresos tributarios.

El secretario de Hacienda calificó la propuesta para ampliar el déficit como una medida oportuna y responsable que permitirá mitigar los efectos de la desaceleración de la economía nacional.

Añadió que para 2014 se propone el ejercicio responsable y temporal del déficit público para acelerar el crecimiento como una medida de oportunidad, en atención a lo que hoy necesita la economía: actuar de manera práctica y responder ante los retos que hoy representa un entorno internacional, que ha afectado el crecimiento económico, al igual que la industria de la construcción nacional.