Cae bolsa de Milán ante amenazas de Berlusconi a gobierno italiano

La bolsa de Valores de Milán cerró hoy con una caída de 1.2 por ciento ante la incertidumbre política, tras la amenaza de legisladores del Pueblo de la Libertad de renunciar en caso que su líder, Silvio Berlusconi, sea expulsado del Senado.

Operadores bursátiles indicaron que la plaza milanesa reaccionó de manera negativa a la enésima amenaza de Berlusconi, que podría ser expulsado del Parlamento en una votación programada para el 4 de octubre próximo, debido a su condena definitiva por fraude fiscal.

El principal indicador de la bolsa de Milán, el Mib, cerró la jornada con una baja de 1.2 por ciento, el más pronunciado del "viejo continente".

Los analistas también atribuyeron a la incertidumbre política el aumento de la prima de riesgo de la deuda o diferencial entre los bonos de Estado italianos (Btp) y los alemanes usados como referencia, que se disparó a 250 puntos base.

Ello pese a que Italia logró vender títulos por ocho mil 500 millones de euros a seis meses, ofrecidos con un rendimiento de 0.781 por ciento, a su nivel mínimo desde mayo pasado, según el Ministerio del Tesoro.

En una reunión celebrada el miércoles en Roma, los parlamentarios y ministros del Partido Pueblo de la Libertad acordaron su dimisión en masa en caso que Berlusconi sea expulsado del Parlamento en cumplimiento de una ley que prevé esa situación para los condenados a más de dos años de prisión.

El ex jefe de gobierno fue sentenciado el pasado 1 de agosto en forma definitiva a cuatro años de reclusión por fraude fiscal, aunque la pena le fue conmutada a un año debido a su edad (77 años) y a la ley del indulto que así lo prevé.

Desde que fue emitida la condena, Berlusconi ha amenazado en reiteradas ocasiones con retirar su apoyo al gobierno de coalición de Enrico Letta, que se sostiene gracias al PDL, al centroizquierdista Partido Democrático y a la centrista Lista Cívica.

Este jueves, el presidente italiano Giorgio Napolitano condenó las amenazas de Berlusconi y descartó tomar medidas para neutralizar su condena judicial.