Ha rescatado el INM a casi seis mil niños migrantes este año

En lo que va del 2013, el Instituto Nacional de Migración (INM) ha rescatado a casi seis mil menores centroamericanos que viajaban en condiciones de vulnerabilidad hacia Estados Unidos, y susceptibles de trata laboral, abuso sexual o para ser entregados a una familia diferente a la suya.

Los cinco mil 970 niñas, niños y adolescentes fueron rescatados a través de acciones de protección y salvaguarda de los menores migrantes no acompañados, para garantizar su seguridad e integridad física, en especial por formar parte de un grupo vulnerable.

En un comunicado, el INM dio a conocer que durante el 2012, la cifra de niños y niñas migrantes centroamericanos entregados a sus padres o a algún familiar, fue de cinco mil 958, quienes eran llevados hacia el vecino país del norte por presuntos traficantes.

En el caso más reciente, fueron rescatados seis menores de entre 7 y 13 años de edad que viajaban solos del Distrito Federal hacia Ciudad Acuña, Coahuila, desde donde serían llevados a la Unión Americana, para presuntamente entregarlos a familiares.

Los menores, entre los que se encontraban cuatro niñas, fueron ubicados en la Central de Autobuses de Monterrey, Nuevo León, a través del Operativo Intermodal, y de acuerdo a los primeros testimonios, sus padres pagaron a supuestos traficantes para que fueran internados a territorio estadounidense.

El INM puso a los menores bajo resguardo de los Oficiales de Protección a la Infancia (Opi's), pertenecientes a este organismo, mientras que una vez que fueron identificados los presuntos traficantes, fueron puestos a disposición del Ministerio Público de la Federación, quien inició la averiguación previa respectiva.

Los menores de edad son de nacionalidad hondureña y guatemalteca, por lo que de manera inmediata, la Delegación Federal del INM en Nuevo León se puso en contacto con las autoridades consulares para proporcionarles las características físicas y de identidad de cada uno de los niños y niñas y sean entregados a sus parientes.

El INM enfatizó que tres de los menores son hermanos, por lo que en todo momento los Opi's, los mantuvo juntos, a fin de privilegiar la unidad familiar y no se vieran afectados por las condiciones de vulnerabilidad en las que eran trasladados.