Planteará Senado suscribir tratado de límites territoriales con Belice

El Senado exhortará al gobierno federal para que, a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), comunique al gobierno de Belice la urgente necesidad de suscribir un tratado de límites.

El objetivo de dicho acuerdo sería realizar los trabajos de señalización física de la línea divisora, porque su ausencia impide ejercer una adecuada vigilancia a lo largo de esa franja fronteriza, adelantó la senadora panista Mariana Gómez del Campo.

La senadora panista por el Distrito Federal fundamentó en el dictamen correspondiente que en 1981, el gobierno de México manifestó su beneplácito de que en cumplimiento de la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), Belice se convirtiera en estado independiente con el mismo territorio que actualmente tiene.

Recordó que en 1993, México y Belice crearon la Comisión Internacional de Límites y Aguas para ambos países, con la atribución de aplicar los acuerdos bilaterales sobre límites, así como recomendar acuerdos y convenciones sobre límites territoriales terrestres, fluviales o marítimos.

Gómez del Campo expuso que en ocasiones ambos gobiernos han manifestado la conveniencia de que se suscriba un tratado de límites entre México y Belice como Estado independiente, para lo cual entre marzo de 2005 y septiembre de 2006 se realizaron seis Reuniones Binacionales Técnicas.

Durante esas pláticas también se lograron acuerdos respecto a tramos terrenales y fluviales de la línea divisora internacional, quedando pendiente de definirse la posición de dicha línea en la Bahía de Chetumal.

"En el inicio de una nueva administración federal resulta importante retomar este asunto con la mayor determinación, toda vez que la carencia de un tratado actualizado constituye una limitante para la realización de los trabajos de señalización física de la línea divisora".

Para ello se utilizarían "mojoneras en la parte terrestre y en la porción correspondiente al Arroyo Azul, cuyo flujo es estacional e impide ejercer una adecuada vigilancia a lo largo de esa demarcación", argumentó.

La senadora del Partido Acción Nacional (PAN) refirió que actualmente hay múltiples manifestaciones de tráfico ilegal de personas y de diversos materiales a través de la frontera sur, incluyendo drogas, armas y especies animales y vegetales, entre otros.

Esa situación hace urgente que el Estado mexicano ejerza plenamente sus atribuciones en materias de soberanía territorial y seguridad nacional en su colindancia con Belice, con el sustento de un acuerdo internacional actualizado en materia de límites.

Gómez del Campo Gurza subrayó que "el interés manifestado por el presidente Enrique Peña Nieto de fortalecer las relaciones con América Latina y, en particular con Centroamérica, genera las condiciones propicias para promover ante el gobierno de Belice la conclusión de los trabajos técnicos necesarios para fundamentar la suscripción de un nuevo tratado de límites".