La Selección salvadoreña de Playa es un orgullo nacional: Prensa

La Selección de Playa de El Salvador no pudo clasificar a los cuartos de final de la Copa de Tahití, tras caer ante España con un marcador ajustado de 1-2, pero aún así "son nuestro orgullo" porque sigue entre los ocho primeros del mundo, destacó hoy la prensa local.

"Gracias muchachos", tituló en primera plana "El Diario de Hoy", luego que la playera azul y blanco cayera ante los europeos en un partido apretado celebrado la noche de este miércoles en Tahití.

"No se pudo, pero se intentó", agregó el matutino en su página principal, al tiempo de señalar que los pupilos de Rudis Gallo "jugaron como hombres ante un rival, que sin ser mejor, supo aprovechar las oportunidades que se le presentaron".

"Dignidad de guerreros", consignó la publicación, que muestra a un desolado Agustín Ruiz, figura y goleador del equipo salvadoreño, en momentos que los españoles celebraban la victoria.

"Dejaron todo en la cancha de juego y merecía mejor final. El sueño de Tahití se truncó. Demostramos ser unos guerreros antes que jugadores y siguen en el más alto nivel mundial del futbol de playa. Si hay derrotas que enaltecen, está fue una de ellas", expuso el diario.

"Al límite y con dientes apretados, así fue el comienzo de los cuartos de final entre El Salvador y España", planteó al expresar que quedó la satisfacción de un equipo, que si bien no pudo repetir la hazaña de estar entre los cuatro del mundo como lo hizo en Ravena, Italia, está en la élite.

"Cayeron, pero son nuestro orgullo", tituló en primera plana "La Prensa Gráfica", y en las últimas dos páginas del periódico, que dedica a dar en detalle el juego de ambas selecciones, vuelve a titular "Son el orgullo nacional".

Con la derrota ajustada ante España, El Salvador se quedó fuera de la Copa Mundial de Tahití 2013, y ahora "deberá conformarse con un puesto entre los mejores ocho del mundo".

"Cayó pese a que lo intentó como pudo desde que arrancó el juego", y ahora "la playera vuelve a casa, ya no como cuartos del mundo, pero siempre en la élite", reza el diario.