Advierte Colombia que "no aceptará ninguna amenaza" de las FARC

El gobierno de Colombia advirtió hoy a la guerrilla de las FARC que "no aceptará amenaza de ninguna naturaleza" al responder al anuncio rebelde de que romperá la confidencialidad que rodea el proceso de paz.

El jefe del equipo negociador oficial en los diálogos de paz, Humberto de La Calle, dijo en Bogotá que la postura del grupo insurgente de publicar un informe con la "verdad" del proceso que se desarrolla en La Habana, Cuba es "incomprensible".

Recordó que "la confidencialidad" fue pactada por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para preservar la conducción del diálogo, iniciado en noviembre pasado.

En un comunicado divulgado el miércoles, el líder de la organización rebelde, Timoleón Jiménez "Timockenko", anunció que autorizó a sus negociadores en La Habana a elaborar un informe para que el país conozca la "verdad" de los diálogos.

La decisión la tomaron las FARC como rechazo a lo que consideraron una "ofensiva mediática y de discursos" del mandatario colombiano contra el grupo guerrillero y lo que llamaron "imposiciones" oficiales en la mesa de negociaciones.

Para el gobierno "la supuesta revelación de lo ocurrido en La Habana no constituye ni puede constituir ninguna amenaza", indicó De La Calle y agregó que las intervenciones (oficiales) no se ha salido de los lineamientos del Estado de Derecho".

"Ni una sola de las intervenciones se han salido de la preservación del sistema democrático (...) allí no hay ni puede haber ni aceptamos amenaza de ninguna naturaleza", advirtió el jefe negociador del gobierno en los diálogos con las FARC.

Defendió el discurso pronunciado por Santos ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) en defensa el proceso de paz y dijo que se trató de un "mensaje muy serio" a toda la comunidad internacional" sobre los esfuerzos que se están haciendo.

De la Calle dejó en claro que todo se hará a la luz pública y que prueba de ello es que los eventuales acuerdos de paz que se logren "tienen que ser votados por todos y cada uno de los colombianos en la intimidad de su conciencia".

En rueda de prensa, el delegado oficial sostuvo que "lo que realmente molesta a las FARC es que el gobierno sigue fiel a la agenda de conversaciones y no se desviará en ningún momento de esa agenda" que se discute en La Habana.

De La Calle anunció que estarán el 3 de octubre próximo en el nuevo ciclo de negociaciones, las cuales dijo "esperamos sigan en un clima de buena fe, eficacia, seriedad y celeridad que es lo que esperan todos los colombianos".