Piden estrategias que permitan aprovechar fuerza de inmigrantes

El legislador de El Salvador, Werner Marroquín, pidió a los gobiernos centroamericanos y de México impulsar estrategias comunes que permitan aprovechar al máximo a los inmigrantes, como la fuerza económicamente transformadora más grande en el continente.

Añadió que los inmigrantes alrededor del mundo son una gran oportunidad de desarrollo, "ya que en el caso de lo que nuestros paisanos salvadoreños en Estados Unidos generan para la estabilidad del país es altísima, ya que casi el 20 por ciento de la economía nacional viene de ellos".

En entrevista, indicó que El Salvador recibe cada año alrededor de cuatro mil millones de dólares en remesas y eso solamente representa alrededor del cinco por ciento de lo que producen las familias salvadoreñas en Estados Unidos.

Dijo que "eso quiere decir que aproximadamente el 95 por ciento de lo que se produce, o sea más de 90 mil millones de dólares, se queda en esa nación", y añadió que la economía de su país fluctúa en alrededor de 22 mil millones de dólares.

"Nos queda claro que las familias salvadoreñas que radican en los Estados Unidos producen una economía tres veces más grande que la de su propio país", abundó.

Refirió que por décadas, las autoridades no han sido capaces de ofrecer a sus ciudadanos las condiciones necesarias para vivir, convivir y desarrollarse en sus respectivas comunidades y los obliga irremediablemente a emigrar.

El representante de la comunidad salvadoreña en Estados Unidos y del Parlamento Centroamericano (Parlacen) ante el Foro Internacional de Migración, tomó como ejemplo a su país, del que dijo, la tercera parte de su población está fuera de El Salvador.

"Con vergüenza tenemos que reconocer que la fuerza laboral y la transformadora de nuestros connacionales están desarrollando otras sociedades y otras economías alrededor del mundo", reiteró luego de reunirse en la frontera sur de México con autoridades de los tres niveles de gobierno y diplomáticos centroamericanos.

"Nosotros tenemos casi 2.6 millones de salvadoreños viviendo en Estados Unidos y ese es un número muy importante. Cada uno de esos ciudadanos se fue a ese país por diversas circunstancias, incluso yo, que pase por estas tierras hace 31 años de manera documentada hasta México e indocumentada hacia Estados Unidos", recordó.

Asimismo, reconoció que en México se han hecho "esfuerzos muy valiosos para proteger e integrar a los migrantes y luchar por los derechos humanos de los que pasan por estas tierras, aunque también es cierto que hace falta mucho por hacer".

Consideró que hay grandes desafíos "pero estamos convencidos de que la actitud y las responsabilidades de nuestros gobiernos están cambiando".

América Latina se está convirtiendo en uno de los puntos más importantes y más atractivos en el mundo y eso es un gran recurso que nosotros debemos de empezar a integrar en los proyectos de desarrollo mesoamericanos, puntualizó.