Capacitan a campesinos sobre vestigios arqueológicos en Campeche

La mayoría de las afectaciones a los vestigios arqueológicos en Campeche son causadas accidentalmente por campesinos, en el ejercicio de la actividad agrícola y se debe al desconocimiento sobre su existencia o de su valor histórico.

La delegada del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Lirio Suárez Améndola, añadió que para evitar más daños, como el caso de la zona de Santa Rita, Bacabchén, del municipio de Hopelchén, se ha capacitado en los últimos tres años a pobladores de más de 50 comunidades.

Explicó que se les informa de las Leyes y sanciones, así como de la importancia de conservar estos vestigios.

Dijo que como resultado de dichas acciones, se han disminuido de 20 a un promedio de seis denuncias al año por dicha causa, y se pretende intensificar, porque ellos no tienen la intención de saquear, sino de sembrar maíz.

Por ello, refirió que a través de las áreas jurídicas y técnicas del Centro INAH-Campeche se imparte en todas las comunidades el taller de Protección Técnica y Legal con temáticas sobre la conservación del patrimonio y los delitos al respecto.

Señaló que esta capacitación las realiza en conjunto con otras autoridades, como los alcaldes, la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) o la Secretaría de Desarrollo Social y Regional (Sedesore), que apoyan con alimentación, hospedaje y combustible cuando se requiere.

"Normalmente va un arquitecto, un arqueólogo y un abogado que capacitan a la gente en temas de concientización sobre el patrocinio y en temas jurídicos para enseñarle a la gente los delitos que se comenten en términos de patrimonio", subrayó Suárez Améndola.

Aseveró que en los últimos tres años se ha capacitado a la población que habita en 50 comunidades, entre ellas, las ubicadas en Calakmul, Calikiní, Campeche, Hopelchén, entre otros.

De la misma manera, destacó que como resultado de las capacitaciones se ha obtenido una reducción dramática en la cifra de denuncias por daños al patrimonio, ya que en 2009 y 2010 se interpusieron unas 20 por año, mientras que en los últimos años se realizaron entre seis o siete.

A su vez, celebró que la población haya tomado conciencia sobre el tema, ya que son los mismos comisarios o habitantes los que reportan saqueos o algún otro tipo de daño a dichos sitios.

"Se han vuelto coadyuvantes nuestros, la misma gente ya nos llama para decir que hay algo sospechosos o que hay gente trabajando, y a veces, incluso, acusan a los mismos ayuntamientos en caso de que esté realizando trabajos y el tractor haya pasado sobre alguna estructura", indicó.

"La gente se ha apropiado de su patrimonio, porque aunque el INAH lo cuida, es patrimonio de la nación", puntualizó la funcionaria.